El Consell aprovechará fondos europeos de formación para alargar la contratación turística

Ximo Puig con las falleras mayores que acudieron ayer a Madrid como Reinas de la seda. / LP

El objetivo es aumentar de seis a nueve meses los contratos de los trabajadores fijos discontinuos con una ayuda de 10.000 euros

Á. M.

valencia. La Generalitat destinará fondos europeos de formación para incentivar la prórroga de contratos en el sector turístico valenciano. Se trata de ofrecer a las empresas ayudas de hasta 10.000 euros para que sus empleados fijos discontinuos participen en cursos y se reduzca el coste de contratación tres meses más de los seis habituales. Esta modalidad de contratación es recurrente en el sector, con la excepción de los destinos con demanda turística casi todo el año, como es el caso de Benidorm.

Concretamente, la medida prevé una inversión de 10 millones de euros para financiar aquellos contratos que tengan en la actualidad una duración de seis meses y que se amplíen al menos, hasta los nueve meses. Para facilitar la consolidación de esta medida, las empresas que se acojan deberán hacerlo por un periodo de tres años, según explicó el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en la celebración del Día de la Comunitat en la Feria del Turismo Fitur, en Madrid.

Desde la Generalitat se advierte que esta medida quiere tener un efecto triple. Por una parte, se busca la prolongación del periodo de apertura del establecimiento con un abaratamiento de costes laborales que le permita encontrar rentable acogerse a los programas del Imserso. Igualmente, la formación recibida por los trabajadores repercutirá en la calidad del servicio, al mismo tiempo que su mayor tiempo de cotización a la Seguridad Social y el menor periodo como beneficiarios de prestación hará que su efecto en las arcas públicas sea menor.

Este programa será ejecutado conjuntamente desde la Agència Valenciana del Turisme y el Servicio Valenciano de Empleo y Formación (Servef), e irá además acompañado de un plan específico de formación dirigido y negociado con el sector turístico, con el objetivo de «mejorar la competitividad de la industria y de los propios trabajadores».

Según los datos aportados por Puig, el 14% de los puestos de trabajo en la Comunitat se engloban en el sector turístico, que, además, en el último año ha experimentado una subida de 5,5 puntos porcentuales en la afiliación a la Seguridad Social.

Sin entrar en «triunfalismos ni autosatisfacción porque se perdería la batalla», recordó que 2017 se cerró con récord en las cifras ya que la Comunitat ha recibido 28 millones de visitantes, 9 de ellos extranjeros.

En este sentido, expuso como el 'Brexit' «preocupaba mucho» pero el turismo procedente del Reino Unido ha crecido el último año el 15%. Además, en la pasada feria de Londres (World Travel Market) comprobó personalmente que la marca Benidorm sigue siendo «la gran referencia» internacional.

Más

Fotos

Vídeos