El Consell acelera el fin de la libertad horaria sin Podemos y con el apoyo de Ciudadanos

El Ejecutivo autonómico cambia de aliados en Les Corts para aprobar en el pleno del 7 de febrero la limitación de aperturas comerciales

Á. M./ B. F.

Valencia. El Consell quiere que la aprobación del pacto del comercio para cerrar un tercio de los domingos y festivos actuales en ciudades como Valencia o Alicante se realice en el próximo pleno de Les Corts del 7 de febrero, y sin pasar por la comisión de Comercio ni otros pasos intermedios que retrasaran su entrada en vigor. Para lograrlo ha optado por cambiar de aliado en el Parlament y el Grupo socialista y el de Compromís han presentado a la mesa la solicitud de la aprobación en lectura única con Ciudadanos.

Queda fuera Podemos de esta iniciativa parlamentaria al no estar muy de acuerdo tras la oposición de los sindicatos y de Unió Gremial al pacto. No ha valido para compensar que el acuerdo que se busca respaldar se ha alcanzado con el resto de actores del sector y después de que el equipo del conseller Rafael Climent lo haya puesto como una sus prioridades de gestión.

La pasada semana se buscó la unanimidad en la mesa de Les Corts para que pudiera entrar en el orden del día de la sesión plenaria que se celebra entre ayer y hoy, pero la oposición de Partido Popular, Ciudadanos y Podemos lo hizo imposible. En este caso, se ha optado porque los grupos lo presenten y, para que salga a delante, contar con la formación naranja además de los dos socios de Gobierno.

Acuerdo cerrado

Climent ya señaló que «si no puede haber unanimidad, al menos que haya mayoría». La semana pasada justificó la vía planteada que ahora se consuma «porque el documento no se puede enmendar, al ser un acuerdo del sector, no una propuesta de un partido que se pueda mejorar», además de «por agilidad».

En todo caso, la entrada en vigor del nuevo marco de horarios comerciales, una vez validado por Les Corts y publicado en el DOGV, difícilmente se producirá antes de finales de febrero, lo que permitiría a las grandes superficies gozar de libertad horaria en las rebajas, tal y como tenían previsto en el calendario laboral del primer trimestre empresa como El Corte Inglés y los centros de Carrefour.

La idea era contar con el mayor número posible de aperturas en el periodo clásico de rebajas, que arranca tras el día de Reyes y se alarga al mes de febrero con las llamadas «segundas rebajas». Esto significa turnos de fin de semanas, libranzas y contrataciones para cubrir ese periodo de apertura que coincide con uno de los momentos fuertes en ventas del año. Aunque es al inicio de las rebajas cuando se obtienen los mejores resultados de venta, lo cierto es que la buena marcha de la campaña hace prever que se eleve el volumen y se consigan unas buenas cifras en todo el periodo.

Con el acuerdo ya rubricado y en ejecución, sólo se podrá abrir desde el 15 de junio y hasta el domingo de después de Reyes en Valencia y Alicante; y 40 días en Finestrat, Torrevieja, Alborache, L'Alfàs del Pi, Benissa, Orihuela costa y Pilar de la Horadada costa. Para el resto del territorio de la Comunitat, se abrirán el 7 de enero, 18 de marzo, 1 de abril, 1 de julio, 25 de noviembre y 2, 8, 16, 23 y 30 de diciembre.

Fotos

Vídeos