La Comunitat recuperará la riqueza previa a la crisis en un año y bajará el paro al 14,4%

Alberto Charro, director regional de BBVA, y Rafael Doménech, responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research. / irene marsilla

El servicio de estudios de BBVA constata que se produce lo mismo con menos personal y urge a crear «más y mejor empleo»

INÉS HERRERO VALENCIA.

La economía valenciana acelera su crecimiento gracias a las exportaciones y la inversión residencial y, en un año, estará en niveles de actividad y riqueza previos a la crisis, pero con menos empleo.

Según el servicio de estudios de BBVA, el Producto Interior Bruto (PIB) regional crecerá un 3,2% este año y un 2,7% en 2018, cuando recuperará el nivel precrisis tanto de PIB como de PIB per cápita y reducirá la tasa de paro del 19,2% al 14,4%, cinco puntos por encima de 2008.

Para el responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, Rafael Doménech, el reto sigue siendo «crear más y mejor empleo», pese a los avances logrados y al empuje de construcción, comercio y hostelería. Su previsión es generar 120.000 puestos de trabajo a cierre de 2018.

Gracias al turismo internacional y al crecimiento de su industria, Alicante tomó la delantera en este ámbito y ya ha recuperado los niveles de afiliación a la Seguridad Social previos a la crisis, mientras vigila de reojo el temido impacto del 'Brexit', también en inversión inmobiliaria.

Doménech, convencido de que la Comunitat tiene los mimbres necesarios para reducir el desempleo mucho más, puso el foco en la necesidad de aumentar la productividad y el tamaño medio de las empresas. Además, urgió a incorporar las nuevas tecnologías y a reducir la elevada temporalidad, que alcanzó el 28% en el segundo trimestre, punto y medio superior a la media nacional.

En este sentido, instó a «trabajar bien» las regulaciones del mercado de trabajo y las políticas activas de empleo para acercarse al nivel de paro de países como Alemania (5%).

A su juicio, la Comunitat Valenciana está «a la altura» en cuanto a capacidad productiva de otras regiones de la Unión Europea que actualmente tienen tasas de paro muy reducidas e, incluso, de pleno empleo.

En un contexto en el que la economía global continúa mejorando y los expertos prevén que la economía valenciana siga creciendo gracias al impulso del consumo y el recobrado dinamismo de las exportaciones, los riesgos se centran en el impacto del 'Brexit' o un repunte desordenado de los tipos de interés.

En cuanto al perjuicio de la salida de Reino Unido de la UE, además de una depreciación de la libra que ya se dejó notar en los beneficios de empresas como Porcelanosa en 2016, desde BBVA Research señalan que la Comunitat sigue siendo una de las más expuestas a la demanda de bienes británica, lo que dispara las alarmas del sector exportador, tanto directa como indirectamente, a través del resto de socios comerciales. En particular, preocupa al automóvil y a la planta de Ford, líder de ventas en ese mercado, así como al sector de los bienes de equipo.

Fin del turismo 'prestado'

En materia turística, desde el servicio de estudios de BBVA se da prácticamente por finalizado el desvío de turistas por los conflictos en otros destinos del Mediterráneo. «En algunos, como Turquía, la situación empieza a normalizarse y vuelven a atraer a los turistas», comentó Doménech, como advertencia a un sector que da síntomas de una leve desaceleración y también de una moderación de precios hoteleros en lo que va de año, tras aumentar en 2016 por tercer ejercicio consecutivo.

Para Doménech, en paralelo al crecimiento en número de viajeros, queda margen para «hacer mucho mejor las cosas y ofrecer más calidad y que aumente el gasto», por ejemplo, invertir más y rehabilitar las infraestructuras existentes. En cuanto a la creación de la controvertida tasa turística, afirmó que «esa tasa, como cualquier impuesto, no es buena o mala per se, sino que depende del fin que persigue, de si cumple su objetivo y de si contribuye a mejorar los servicios turísticos».

Por otro lado, valoró la contribución del mayor gasto público al crecimiento económico y constató que una mejora del sistema de financiación autonómica «contribuiría a acelerar el proceso de consolidación fiscal y la reducción del déficit público en la Comunitat Valenciana».

Más

Fotos

Vídeos