La Comunitat ganó con la crisis catalana 305 empresas que facturan 2.265 millones

El mes de diciembre concentró el mayor número de mudanzas, aunque fue enero el que trajo empresas de mayor tamaño

Á. MOHORTE VALENCIA.

La Comunitat Valenciana está en el grupo de cabeza de las comunidades que han servido de refugio a las empresas que dejaron Cataluña desde el referéndum ilegal del 1 de octubre. Entre esa jornada y el pasado 9 de marzo, un total de 305 mercantiles se mudaron desde el territorio catalán hacia el valenciano. Entre todas, suman una facturación de 2.265 millones de euros, según un estudio sobre Cambios de Domicilio publicado por Informa D&B.

La tramitación de estas mudanzas explica cómo, después de un mes de octubre con el traslado de nueve sociedades, desde noviembre se produce una escalada que sitúa a diciembre y enero como los de mayor recepción de mercantiles, moviéndose ambos en torno al centenar. Concretamente en diciembre llegaron 108, mientras que en enero la cifra se situó en 95.

Si lo que se tiene en cuenta es la facturación total de estas compañías, enero vino marcado por el cambio de dirección de empresas de mayor envergadura. Esto explica que en el último mes de diciembre la facturación de las mercantiles llegadas a territorio valenciano fuera de 740 millones, mientras en enero este factor se elevara a 862 millones.

La burocracia para cambiar de domicilio explica que la mayoría de movimientos fuera en diciembre

Febrero muestra una severa reducción del número de sociedades que cambian de dirección, rebajándose a menos de la mitad; aunque hay que tener en cuenta que sólo los nueve primeros días de marzo ya se han trasladado las mismas que lo hicieron en todo octubre.

En el conjunto de España, la facturación de las casi 3.000 empresas que han trasladado su sede social fuera de Cataluña a partir del pasado 1 de octubre ascendía a 44.000 millones de euros a inicios de marzo. Madrid fue la comunidad más beneficiada por estos cambios, ya que albergó el 62% de las empresas que dejaron Cataluña. Madrid ciudad, Zaragoza y Valencia fueron los municipios que más compañías atrajeron, con 1.487, 113 y 83, respectivamente. En el caso valenciano, además de la capital, Alicante fue la novena que más empresas ganó en España, hasta un total de 21, pero con una facturación de 329 millones, lo que la sitúa en el séptimo lugar.

En términos de facturación, las compañías establecidas en la Comunidad de Madrid ingresaron casi 33.000 millones de euros, el 74% de la facturación de estas empresas. Las localidades de Alcobendas y Getafe registraron, por su parte, el 5% y el 2%, respectivamente. En el caso de la capital del Turia, el montante fue de 470 millones, un 1,07%.

Destaca el músculo de Zaragoza, segunda ciudad de España en recepción de firmas (113) y cuarta en facturación (875 millones), pero hay que tener en cuenta que concentra significativamente la actividad en ese territorio, a diferencia de la Comunitat, que ha tenido una recepción más repartida.

El estudio resalta que Cataluña es la comunidad con un mayor saldo negativo entre entradas y salidas en el conjunto de 2017, perdiendo 1.347 empresas y 30.000 millones de euros de facturación. País Vasco (-73), Andalucía (-13), Asturias (-13), Castilla y León (-8), Extremadura (-6), Ceuta (-6) y Canarias (-5) también cuentan con saldo negativo.

En el extremo opuesto se sitúa Madrid, que dispone del mejor saldo positivo y sumó 913 compañías más el pasado año, seguido de Valencia, con 201, y Baleares, que añade 105. En 2017 fueron 70 las compañías con más de 70 millones de euros de facturación las que se trasladaron a Madrid.

Mientras que el 50% de las empresas que se mudaron a Madrid en 2017 procedían de Cataluña, el 48% de las que llegaban a esta comunidad lo hacia desde la capital. Por último, el informe revela un incremento constante en la movilidad en los últimos cinco años hasta el 43%. En 2013, 3.734 empresas se mudaron a otra comunidad, frente a las 5.290 que decidieron hacerlo en 2017.

Baleares, Cantabria y Madrid mantienen un saldo positivo entre entradas y salidas desde 2013, mientras que Cataluña y País vasco son las que más pierden. El caso catalán es el más notorio, pasando de 200 y 300 salidas de empresas de 2013 a 2016 a las 1.347 pérdidas que registró en 2017.

Fotos

Vídeos