Compruebe si es uno de los beneficiados por la rebaja del IRPF para 2018

Oficina de Hacienda. / E. C.

El ahorro medio para quienes ingresen menos de 14.000 euros puede llegar a los 600 euros al año

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Unos 3,5 millones de contribuyentes verán a partir del próximo año cómo su Impuesto de la Renta se reduce, bien porque dejen de retenerle como hasta ahora o por un resultado más favorable de su declaración. A falta de conocer la normativa que desarrollará el anuncio realizado por el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, estas son las principales consecuencias de la rebaja de impuestos pactada con el Gobierno.

-Mínimo exento hasta 14.000 euros. Aquellos contribuyentes que obtengan rentas anuales por debajo de esa cantidad, podrán librarse de pagar el IRPF, aunque existen muchos matices. Esa cuantía, hasta ahora establecida en 12.000 euros, no es una exención como tal, sino el resultado de sumar reducciones y bonificaciones como el mínimo personal exento (5.550 euros por contribuyente), por rendimientos del trabajo (desde 2.000 euros), y otros conceptos. “Parece que la normativa establecerá un incremento de esa reducción por rentas del trabajo para alcanzar en cómputo global los 14.000 euros”, indica Luis del Amo, del REAF. El resultado de esta medida es que quienes estuvieran en esa franja de ingresos no tendrán que tributar, lo que puede suponer un ahorro de unos 600 euros al año en el Impuesto de la Renta, es decir, unos 50 euros al mes.

-Exención parcial entre los 14.000 y los 17.700 euros. Los ciudadanos cuyos ingresos declarados se encuentren en esta franja, también verán reducida en parte su tributación, aunque la exención no será total, como en el caso de quienes tengan rentas por debajo de los 14.000 euros. Se trata de una reducción de hasta 700 euros. En la práctica, estas exenciones supondrán que a quienes ingresen menos de 14.000 euros no se les aplicará retención a cuenta -en las nóminas-, y a quienes se encuentren entre esa cuantía y los 17.700 se les aplicará una retención menor de la que tenían hasta ahora.

-Beneficio de 1.200 euros por familiares dependientes a su cargo. Se trata de una “devolución”, según ha anticipado el líder de Ciudadanos, de la que se beneficiarán aquellos contribuyentes que tengan personas con discapacidad o dependientes bajo su tutela. A falta de determinar detalles como el grado de discapacidad o la relación familiar, esta medida implicaría lo que se denomina como 'impuesto negativo'. Es decir, que el contribuyente podrá solicitar ese importe a la Administración Tributaria durante el ejercicio fiscal en vigor, como ya ocurre con las ayudas de 1.200 euros (a razón de 100 euros al mes) por madre trabajadora con hijos menores de tres años, ampliada a familias numerosas y monoparentales con dos hijos; o bien reservarse esa opción cuando presente la Declaración de 2018, aplicando esa rebaja de 1.200 euros.

-Resto de contribuyentes. En principio, las medidas anunciadas en las últimas horas no beneficiarán a los ciudadanos que se encuentren ajenos a los grupos anteriormente mencionados. Los tipos de gravámenes, las reducciones y las deducciones serán las mismas que hasta ahora. Hay que tener en cuenta que el grueso de la recaudación que obtiene Hacienda por el IRPF se encuentra precisamente entre quienes perciben entre 21.000 y los 60.000 euros al año, cuyos impuestos representan un tercio de lo que ingresa la Agencia Tributaria cada año.

Fotos

Vídeos