Compromís afea al PSPV que frene su ofensiva estatal contra la libertad horaria

El concejal Carlos Galiana exige explicaciones a los socialistas mientras el PP les insta a «desmarcarse del radicalismo» como hicieron en el Congreso

I. HERRERO

valencia. Las discrepancias en materia de horarios comerciales entre socios de gobierno dieron el salto ayer del Congreso de los Diputados al Ayuntamiento de Valencia. Un día después de que el PSOE frenase la nueva propuesta no de ley de Compromís para que los municipios turísticos como Valencia y Alicante dejen de estar obligados por ley a autorizar la apertura del comercio en festivos, que sí respaldaron en junio en la Comisión de Economía, el concejal de Comercio, Carlos Galiana, cuestionó la abstención de los socialistas y el voto en contra de Ciudadanos, al igual que el PP.

«Al menos tenemos clara la postura liberalizadora del PP en cuanto a horarios comerciales, Ciudadanos una vez más trata a Valencia como una colonia y, por otra parte, el PSOE ha cambiado a última hora el voto y se ha abstenido, por lo que tendrá que dar explicaciones a la ciudadanía», declaró a la Cadena Ser.

El edil, defensor de una restricción de las aperturas en festivo mayor de la acordada por los comercios para pasar de 63 a 40, reiteró que «Compromís se mantiene firme en la defensa de los trabajadores de las grandes superficies y, especialmente, del pequeño comercio».

Galiana no fue el único que se pronunció sobre el conflicto que ayer se trasladaba del gobierno del Botánico al de La Nau. La concejal del PP María Jesús Puchalt valoró el rechazo de los socialistas a esa iniciativa de Compromís, que también pretendía reducir el mínimo de festivos de libre apertura. A su juicio, «es un varapalo al intento del alcalde Joan Ribó de imponer un modelo de horarios comerciales que es arcaico y restrictivo, y en nada se ajusta a la imagen y a las necesidades de una ciudad moderna como Valencia».

En un comunicado, instó a la portavoz del PSPV, Sandra Gómez, a que «se desmarque del radicalismo de los nacionalistas y abogue por respetar los acuerdos mayoritarios alcanzados recientemente por el sector, en lugar de dar pábulo a las intenciones de Ribó de reducir al mínimo la libertad de horarios».

Según Puchalt, «el comercio necesita que se reduzca la incertidumbre que provoca el intervencionismo de Compromís y se asienten las bases sobre la apertura en festivos de manera clara para que prevalezca la seguridad jurídica», punto en el que reprochó a Compromís que fuese al Congreso «sin tener en cuenta la opinión de los comerciantes».

Fotos

Vídeos