La compraventa de hoteles mueve 165 millones en 2017 con el boom turístico valenciano

Edificio de la antigua horchatería El Siglo, hoy un hotel propiedad de los dueños de Dulcesol. / D. TORRES
Edificio de la antigua horchatería El Siglo, hoy un hotel propiedad de los dueños de Dulcesol. / D. TORRES

Las cadenas Myr e Intur se refuerzan, al tiempo que empresarios como los dueños de Dulcesol entran en el sector con la finca de horchatas El Siglo

Á. M./E. R.

La actividad hotelera es un negocio al alza. A pesar de la competencia de otras opciones, como los apartamentos turísticos, la construcción y compra de inmuebles destinados a uso hotelero se ha disparado en el conjunto de España y particularmente en la Comunitat. Concretamente, en el ámbito valenciano la adquisición de hoteles sumó un montante de 165 millones de euros con un total de 15 operaciones en 2017, según el informe sobre inversión hotelera en España que elabora la consultora internacional Christie & Co a través de fuentes públicas. Se trata de un 8% del total nacional, cifrado en 185 operaciones, que movieron 3.900 millones de euros, tras crece un 81%.

Desde la consultora se apunta que el alza del negocio en la Comunitat es similar a la media nacional. En número de establecimientos que cambiaron de manos, la cifra de la Comunitat es idéntica a la de Madrid y sólo se ve superada por Baleares (39 operaciones), Canarias (36), Andalucía (32) y Cataluña (31). Entre las compraventas más destacadas del pasado año en Valencia estuvo la del Hotel Parque Central, frente a la fuente de la Pantera Rosa, y que se concretó en 15 millones.

Ya 2018 se ha iniciado con una venta relevante como ha sido la del Hotel Denia La Sella Golf Resort & SPA, el cinco estrellas y que fue intermediada por la propia Christie & Co. Sin embargo, en las últimas fechas se suman más ejemplos. Así, empresarios de otros sectores como los hermanos Juan, propietarios de Dulcesol, compraron el edificio de la antigua Horchatería El Siglo, frente a la Iglesia de Santa Catalina en Valencia, y que alberga un hotel; además de otro establecimiento en San Sebastián y otro más en Madrid.

Por otra parte, el grupo valenciano Comatel, a través de MyR Hoteles, ha adquirido varios edificios históricos de la capital del Turia. Es el caso del de Café Madrid, a espaldas del Palacio Marqués de Dos Aguas y que se prevé abrir en abril, o el de la sede del PSPV en la calle Blanquerías, donde el partido político continuará instalado en régimen de alquiler hasta el mes de junio. También abrirá un hotel de lujo en agosto en el Palacio de Vallier de la plaza de Manises, aunque en este caso esté en régimen de alquiler.

MyR Hoteles, en expansión

En total su inversión ha sido de 57 millones, incluyendo las obras de remodelación. El presidente y accionista mayoritario de la cadena, Fidel Molina, quiere ser el primer operador en alojamientos de lujo y ayer reconocía que recibió distintas ofertas procedentes de Madrid, Málaga y Palma de Mallorca para expandirse por España, aunque todavía «no se ha cerrado ningún acuerdo».

«Hasta ahora estábamos muy centrados en los proyectos que tenemos en Valencia, por lo que era más difícil mover el tema de la expansión, pero ahora que ya estamos avanzados sí que vamos a mirarlo», explicó. En todo caso, su intención en otras ciudades no es la de comprar sino utilizar otras fórmulas que sólo impliquen dedicarse a la gestión de negocio.

Por su parte, el Grupo Gimeno de Castellón acaba de reforzar su división hotelera en Madrid con la reapertura del Hotel Intur Palacio San Martín, ubicado en un edificio histórico de la zona centro. Remodeló el Hotel Intur Castellón y el Hotel Intur Orange de Benicàssim, y abrirá a lo largo de 2018 dos nuevos establecimientos, ya en construcción, en Sevilla y San Sebastián.

Fotos

Vídeos