La SGR ya tiene comprador para su sede de Valencia y prevé mudarse en verano

Sede de la SGR de la Comunitat en la calle Amadeo de Saboya de Valencia./Jesús Signes
Sede de la SGR de la Comunitat en la calle Amadeo de Saboya de Valencia. / Jesús Signes

La entidad recibió dos ofertas por el inmueble que sacó a la venta por 2,8 millones y busca ya un local emblemático de alquiler al que trasladarse

Inés Herrero
INÉS HERREROValencia

La Sociedad de Garantía Recíproca de la Comunitat Valenciana (SGR) ya tiene comprador para su sede de Valencia, ubicada en el número 1 de la calle Amadeo de Saboya, que puso en venta con un precio de salida de 2,8 millones de euros. Según confirmaron ayer a LAS PROVINCIAS distintas fuentes conocedoras de la operación, la entidad recibió dos ofertas de compradores nacionales, ambos privados, y se decantó por la mejor en función de los requisitos fijados para el proceso, con el compromiso de no ofrecer más detalles sobre el importe o la identidad del comprador, por motivos de confidencialidad, hasta que la compraventa esté firmada.

Cabe recordar que, aparte de los cerca de tres millones que se pretendían obtener con la operación, desde la SGR se buscaba un comprador que ofreciese garantías y, entre los aspectos a valorar, figuraban cuestiones como la forma de pago.

Además, no admitían ofertas con condicionantes y reservas, al tiempo que se exigía que el interesado esté en condiciones de formalizar un contrato de arras del 10% del precio ofertado en un plazo de quince días tras la aceptación de su oferta.

Según las fuentes consultadas, la venta podría cerrarse en un plazo de mes, tras realizar esa entrega a cuenta, formalizar la operación ante notario e inscribirla en el registro.

De hecho, los planes de la SGR pasan por elegir pronto su nueva ubicación entre los diversos inmuebles que está barajando y mudarse, en unos cuatro meses, a un local de alquiler en un sitio emblemático, comercial, desde el que impulsar su creciente actividad avalista. La previsión es cerrar el año con unos 15 millones de euros concedidos en avales y un ritmo que permita alcanzar los veinte millones al año siguiente, con el compromiso de llegar a los cuarenta millones a medio plazo.

La venta de la sede valenciana de la SGR se decidió hace un lustro pero se aplazó para esperar a que el mercado estuviera en mejores condiciones que cuando se produjo el desplome de la SGR, en 2012, en plena crisis financiera e inmobiliaria.

Con esta operación, la entidad da un paso más hacia la consecución de su objetivo de acabar el año con unos 40 millones de deuda, frente a los 400 millones que tenía al inicio de esta legislatura. La SGR estuvo al borde de la quiebra hace ahora cinco años por la acumulación de avales fallidos a causa de la crisis económica y la sobrexposición al mercado inmobiliario. Esto significó el cese de su dirección, que llevaba al frente de la entidad desde los años 80 del siglo pasado y un proceso de ajuste que incluyó una inyección millonaria de la Generalitat y la investigación de sus consejeros por parte del Banco de España.

Fotos

Vídeos