El comercio cerrará en Viernes Santo en las zonas no turísticas

El comercio cerrará en Viernes Santo en las zonas no turísticas

MN4 o Bonaire deberán permanecer con las persianas bajadas también el Domingo de Ramos

I. HERRERO

El comercio evidenció ayer sus ganas de pasar página y dejar de hablar de aperturas en festivo. La reunión del observatorio autonómico convocada por la Conselleria de Economía tras negarse a autorizar el undécimo festivo de apertura pactado para las zonas no turísticas, por ser «un año de transición», se saldó con el respaldo de todo el sector a la propuesta del director general de Comercio, Natxo Costa, también de las grandes superficies.

Más información

Como publicó este periódico, desde Anged le exigían abrir, aparte de los días 7 de enero, 18 de marzo, 1 de abril, 1 de julio, 25 de noviembre y 2, 8, 16, 23 y 30 de diciembre, uno de los siguientes festivos: 25 o 30 de marzo o bien 6 o 9 de diciembre. No obstante, Costa descartó esa posibilidad por falta de sustento técnico-jurídico y sólo planteó dos opciones: mantener el calendario fijado antes del pacto o bien aplicar los cambios recogidos en la ley para incluir Domingo de Ramos y Viernes Santo y excluir el 2 de diciembre.

Ante ese panorama, y el hastío imperante en el resto de agentes, desde Anged se decantaron por el menor de los males posibles: dejar las cosas como están para este año para no perder un día de la campaña navideña y que localidades como Alfafar o Aldaia esperen a 2019 paradisfrutar del undécimo festivo acordado y que tanto la administración como los comercios consideraban hasta hace nada pendiente de fijar, previsiblemente en diciembre.

Así, en 2018, sólo los municipios con libertad horaria -total como Valencia o Alicante o estacional como Cullera- tienen autorizada la apertura el Domingo de Ramos y Viernes Santo. En los municipios no declarados turísticos, como Alfafar o Aldaia, establecimientos como MN4 o Bonaire deberán permanecer con las persianas bajadas ambos días.

Fotos

Vídeos