Comer a precios de hace 40 años

Una consumidora elige en la frutería las mandarinas que quiere comprar. / daniel muñoz/reuters
Una consumidora elige en la frutería las mandarinas que quiere comprar. / daniel muñoz/reuters

Las cooperativas avisan a la UE de que los europeos tenemos la alimentación más sana y competitiva del mundo y que eso ha de pagarse al productor La UE amaga con más exigencias de la PAC a los agricultores y estos esgrimen la asignatura pendiente de defender unos precios dignos

VICENTE LLADRÓ VALENCIA.

Con la inquietud de lo que deparará la próxima reforma de la Política Agrícola Común (PAC), que en principio regirá a partir de 2020, las cooperativas hortofrutícolas españolas han celebrado una jornada en Valencia, a la que convocaron a diversas personalidades para que informaran sobre las últimas novedades al respecto.

Los eurodiputados Paolo de Castro y Clara Aguilera se refirieron, como es habitual en este tipo de actos, a los principales retos para el sector hortofrutícola a corto y medio plazo y expusieron el estado de los debates sobre el futuro marco financiero, así como las incertidumbres sobre el 'brexit'.

Este último es uno de los asuntos de mayor preocupación: qué pasará tras la salida del Reino Unido de la UE y de qué modo influirá la presumible reducción del presupuesto agrario, al no contar con las aportaciones británicas.

«Asegurar el alimento como lo disfrutamos en Europa tiene un coste que no se reconoce»

Según ha explicado a LAS PROVINCIAS Cirilo Arnandis, presidente de Cooperatives Agroalimentàries de la Comunitat Valenciana, de la sectorial hortofrutícola a nivel nacional y de la cooperativa de L'Alcùdia, se reclama a Bruselas que mantenga como mínimo el actual nivel de ayudas, si bien se asume que habrá algunas reformas en los modos de reparto, destinándose más aportaciones para estimular la incorporación y la actividad de jóvenes agricultores y ganaderos, así como se viene insistiendo en que mayor parte del gasto agrícola se condicionará al cumplimiento, por parte de los perceptores, de más requisitos de tipo medioambiental.

En este punto incidió María Ángeles Benítez Salas, de la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea, al señalar que la sociedad exige cada vez más que se justifique adecuadamente que el presupuesto agrícola de la UE tiene la contrapartida positiva de unos servicios adecuados que revierten a la colectividad.

Normalmente, cuando se habla en estos términos se está apuntando a más exigencias de tipo medioambiental; es decir, más trabas en el desarrollo cotidiano de las actividades agrarias.

Por eso contestó después Cirilo Arnandis que, lejos de esa imagen tópica y negativa de que los agricultores malgastan recursos, están subvencionados y encima contaminan, la realidad es que el sector agrario está en declive en Europa porque no es rentable; de ahí la despoblación en las zonas rurales y la huída imparable de los jóvenes. Hechos que demuestran que la situación no es atractiva, sino más bien lo contrario.

Y sin embargo, la realidad también demuestra, según Arnandis, «que si hay algo positivo que ha demostrado la PAC es que la población de la UE disfruta de la alimentación más rica, diversa, sana y competitiva del mundo, a costa de que los productores recibamos por nuestras cosechas precios de hace cuarenta años, lo que viene a definir hasta qué punto llega la insostenible crisis del sector». El presidente de las cooperativas valencianas sostuvo que «los agricultores hemos hecho grandísimos esfuerzos por ser los más competitivos y cumplir todas las exigencias que nos han ido imponiendo; lo que no puede ser es que por más tiempo se nos niegue lo fundamental, que es el precio digno, y se apunte a más exigencias y recortes».

Cirilo Arnandis insistió ante los representantes de la UE en que «asegurar una alimentación como la disfrutamos en Europa, que es la más rica, segura y barata del mundo, tiene un coste y consiguientemente un precio, y eso tiene que reconocerse, porque la población europea consume a precios de hace cuatro décadas».

Mª Ángeles Benítez habló de las negociaciones en marcha para establecer acuerdos de libre comercio, protocolos fitosanitarios y el levantamiento de barreras para diversificar destinos de exportación.

Más

Fotos

Vídeos