La CNMV quiere que las empresas aclaren los sueldos de las cúpulas del Ibex

El presidente de la CNMV, Sebastián Albella./Efe
El presidente de la CNMV, Sebastián Albella. / Efe

El supervisor valora también la aceptación de su buzón de denuncias anónimas y señala que investigará 15 'chivatazos'

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El supervisor de los mercados bursátiles considera que es necesario que “mejore” la información que publican las cotizadas de forma anual relativa a las remuneraciones que perciben los consejos de administración de las cotizadas. El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, ha reconocido que “hay ciertos elementos” que son susceptibles de cambiar a la vista de la experiencia acumulada en los últimos ejercicios.

En concreto, Albella se ha referido a la posibilidad de que la CNMV obligue a incluir en esos informes “la parte de las aportaciones a sistemas de pensiones” que les son asignados a los consejeros de las compañías. Hasta ahora, las empresas publican los sueldos fijos, así como los variables, y por otra parte las cantidades que la empresa deposita en los planes de previsión a largo plazo. El supervisor quiere que estas últimas cantidades “consoliden” en el total de las remuneraciones, sin que puedan hacerse públicas con la apariencia de forma autónoma que tienen actualmente.

Esa será una de las líneas de actuación que la CNVM desarrollará durante este año dentro de su Plan de Actividades para 2018, presentado esta mañana por la institución. En el acto, Sebastián Albella ha anticipado que la OPA de Atlantia sobre Abertia “se encuentra en un proceso muy avanzado”. En este sentido, Albella ha expresado su confianza en que el Gobierno “no plantee ninguna acción legal” contra la Comisión por haber dado la autorización sobre esa operación en contra del criterio que mantenían los ministerios de Fomento y Energía, que abogaban por paralizarla al entender que se incluía la venta de activos estratégicos para España.

Por otra parte, Albella ha vuelto a reconocer, como ya había indicado en otras ocasiones, la “debilidad” de España para atraer empresas que quisieran salir de Reino Unido tras el 'brexit', condicionadas por el conflicto independentista en Cataluña. La situación política que se vive en esa comunida “ha influido” en lo que ha denominado como “un menor interés” de las firmas que aún se encuentran ubicadas en territorio británico. En cualquier caso, el presidente de la CNMV ha aclarado que esta paralización de los posibles traslados a países como España “se ha reducido” porque también lo ha hecho “el nivel de nerviosismo” que existía tras el referéndum de hace casi dos años.

Dentro de su nuevo plan de actuaciones, la CNMV creará durante este año una subdirección de fintech y ciberseguridad con el objetivo de prevenir los riesgos derivados del desarrollo tecnológico como consecuencia del auge de las criptomonedas, como el 'bitcoin'. El supervisor desarrollará durante este ejercicio iniciativas como el análisis de las posibles aplicaciones de la tecnología blockchain. Albella quiere desarrollar su propio análisis sobre este tema, aunque estará pendiente de las actividades de sus homólogos europeos, con el objetivo de plasmar sus conclusiones en un informe.

Entre otras medidas, la CNMV, que abrirá una oficina en Bilbao en 2018, también revisará la publicidad de las instituciones de inversión colectiva, cuando vayan a lanzar un fondo de inversión en los próximos meses; establecerá nuevas obligaciones de información relativas a los incentivos y los costes que tendrán para los pequeños inversores de la nueva directiva Mifid II; e iniciará la publicación de preguntas y respuestas con criterios en materia de ofertas públicas de adquisición y procesos de salidas a bolsa. El objetivo es propiciar una mayor difusión de los criterios que han ido con­solidándose en áreas como estas, en las que la transparencia y la predictibilidad son muy relevantes.

La CNMV investigará 15 'chivatazos' de su buzón de denuncias anónimas

El presidente de la CNMV, Sebastián Albella, ha explicado que el supervisor ha recibido unas 15 comunicaciones de interés a través del buzón de comunicaciones anónimas de infracciones puesto en marcha el mes pasado.

Según ha explicado durante la presentación del Plan de Actividades 2018 de la CNMV, el supervisor se encuentra analizando estas 15 comunicaciones de interés -que podrían ser más, dado que la cifra es de hace días, según Albella- y está "satisfecho" con cómo está funcionando el buzón, si bien ha señalado que algunas comunicaciones recibidas son consultas y no está diseñado para eso.

La CNMV puso en marcha el pasado mes de enero un canal de comunicación de posibles infracciones que garantiza la protección del informante y la calidad de la información recibida. "Ayer mismo supe de una nueva comunicación relacionada con unas posibles emisiones de obligaciones no registradas y colocadas entre inversores minoristas, un asunto al que vamos a prestar atención", ha explicado Albella.

El presidente del supervisor ha rechazado que la CNMV decida compensar a los denunciantes que informen de posibles infracciones, un tema que se debate en otros países. "No nos lo hemos planteado", ha explicado.

Fotos

Vídeos