Rafael Climent propone a los comercios de Valencia abrir en Navidad y el primer domingo de mes

Dos clientes en un céntrico comercio de Valencia. / J. SIGNES

El Ayuntamiento y el Consell complican el pacto al pedir a las grandes superficies que renuncien a la mitad de los festivos

INÉS HERRERO VALENCIA.

Los representantes de los comercios de la ciudad de Valencia salieron de la reunión sobre horarios comerciales de ayer con varias propuestas bajo el brazo pero ningún acuerdo, básicamente porque tanto el Ayuntamiento como el Consell pretenden que las grandes superficies renuncien a más de la mitad de los domingos y festivos en los que pueden subir la persiana.

El concejal de Comercio, Carlos Galiana, que llevó a cabo una ronda de contactos previa con los distintos operadores para acercar posturas, presentó ayer una propuesta municipal consistente en restringir las aperturas en domingos y festivos de las 63 actuales a un máximo de 28, sin distinciones por zonas de la ciudad, en concreto desde el mes de septiembre hasta el primer domingo de enero -inicio del periodo tradicional de rebajas de invierno-, más las acumulaciones de varios festivos durante el resto de año.

Ese planteamiento choca frontalmente con la negativa de las grandes superficies a ceder la mitad de las aperturas, como ya planteó la Conselleria de Economía para acordar un modelo autonómico, antes de acceder a dar autonomía a Valencia y Alicante para que pactasen su modelo por separado. Anged, de hecho, propuso abrir unos cuarenta festivos en municipios como Torrevieja o Finestrat y no concebía ir a menos en Valencia y Alicante.

Por este motivo, también les sabe a poco el nuevo planteamiento del director general de Comercio, Natxo Costa, de igualar el número de aperturas con el resto de municipios declarados de afluencia turística, en unos 25 o 30 festivos, pero en periodos adaptados a sus necesidades, sin seguir el modelo estacional genérico de Pascua, verano y Navidad.

La nueva idea de la Conselleria que dirige Rafael Climent pasa por concentrar las aperturas en festivo en Valencia y Alicante en la campaña de Navidad, a partir del penúltimo domingo de noviembre como pedía Anged, más el primer domingo de cada mes y las acumulaciones de varios festivos de todo el año.

Se da la circunstancia de que hace años la propia patronal de grandes superficies propuso abrir el primer domingo de cada mes, como se empezó haciendo en Madrid antes de la libre apertura total, pero ese planteamiento no prosperó y mucho han cambiado desde entonces las circunstancias, con incontables vaivenes de la Generalitat en este tema.

Anged y el resto de operadores estudiarán esas opciones para buscar un acuerdo antes del 15 de septiembre. Si no, el Consell podría regular a la baja y volverían los pleitos. No obstante, la patronal adelanta que su prioridad es fijar «un número de días o unas zonas de apertura todo el año que permita mantener las plantillas», y con las restrictivas propuestas planteadas sería inviable.

En este sentido, Anged argumenta que renunciar a más de la mitad de las aperturas actuales obligaría a reducir unas plantillas que fueron diseñadas para dar cobertura a la libertad horaria aprobada en 2013 y no están dispuestos a hacerlo.

Como publicó LAS PROVINCIAS, la organización que representa a El Corte Inglés o Carrefour advirtió de que veía peligrar los 500 empleos que crearon por la libre apertura en Valencia si prospera la ofensiva de Compromís para frenarla, tanto a nivel autonómico como mediante la proposición no de ley que también respaldó el PSOE en el Congreso. A esos despidos, podrían sumarse los de grandes cadenas de moda.

A partir de junio

Con esos empleos en mente, el representante de Anged en el foro local, Carlos Alfonso, comentó que sólo podrían contemplar la propuesta municipal de fijar unos meses de libre apertura si arrancase en junio, no en septiembre, una posibilidad que planteará a sus socios.

Desde el Ayuntamiento justifican su planteamiento con dos argumentos, la concentración de compras de septiembre a enero y la posibilidad de promocionar el comercio y el turismo de la ciudad en un periodo concreto e identificado.

Al pequeño comercio, en principio, no parece disgustarle ese planteamiento municipal de abrir de septiembre al primer domingo de enero, ni tampoco el del Consell de hacerlo en Navidad y el primer domingo de cada mes, entre otras cosas porque supondría dejar en menos de la mitad los 63 festivos actuales. Para los supermercados, representados por Asucova, las prioridades son Pascua y la acumulación de festivos a lo largo del año, que estaría garantizada en ambas propuestas.

En cualquier caso, desde Covaco admiten que la clave es alcanzar un consenso con las grandes superficies para evitar nuevos litigios y poder pasar página, mientras que Cecoval recalca que la solución municipal «tiene que encajar con el modelo autonómico», ahora en punto muerto, a la espera de la negociación de Valencia y Alicante.

Fotos

Vídeos