Climent enfada a los consumidores al dejarles fuera de la negociación sobre libertad horaria

El conseller de Economía, Rafael Climent, se marcha tras el pleno del Consell. / Damian Torres
El conseller de Economía, Rafael Climent, se marcha tras el pleno del Consell. / Damian Torres

La Generalitat reactiva los contactos con los comercios y sindicatos para intentar ratificar el preacuerdo sobre las aperturas en festivo

Inés Herrero
INÉS HERRERO

«Seguimos esperando la llamada del conseller Climent. Existe la mala costumbre de acordarse sólo de grandes empresas y sindicatos, dejando de lado a los consumidores, que somos lo fundamental en el comercio». Con esas palabras resumía Vicente Inglada, de la Unión de Consumidores, el malestar que sienten por no haber sido incluidos en las negociaciones del preacuerdo sobre horarios comerciales, llamado a convertirse en histórico.

La solución pactada por el pequeño comercio, los supermercados y las grandes superficies prevé que las ciudades que disfrutan de libertad horaria todo el año, como Valencia, Alicante o Finestrat, renuncien a un tercio de las aperturas y pasen de las 63 actuales a unas 40, como adelantó este periódico. No obstante, cabe recordar que la Conselleria que dirige Rafael Climent sólo la dará por buena si se aprueba por consenso y todas las partes se comprometen a enterrar los frentes judiciales.

Más noticias

El plan inicial era plasmar el pacto alcanzado en el seno del Observatorio del Comercio, remitirlo a todos los implicados y someterlo a ese mismo foro autonómico para su aprobación definitiva «no más allá de la primera semana de octubre». Por contra, Climent anunció a mediados de mes una ronda de contactos con los distintos agentes, sin fecha para convocar de nuevo al observatorio e intentar sellar el pacto.

Desde entonces, el conseller y el director general de Comercio, Natxo Costa, se han reunido con los impulsores del acuerdo para confirmar que el documento redactado por Comercio se ajusta a su propuesta y cerrar los últimos flecos, antes de trasladarlo «al resto de asociaciones de comerciantes y sindicatos para ver cómo lo ven y si es posible llegar a un acuerdo», según confirmó a LAS PROVINCIAS el propio conseller.

«No falta mucha gente por entrar en ese acuerdo, seguimos trabajando en ello», aseguró Climent, sin ocultar que «es complicado» alcanzar un consenso y, de ahí, que no dé nuevos plazos. Hasta la fecha, Unión Gremial y los sindicatos se perfilaban como los principales escollos, junto a los Ayuntamientos de Valencia y de Alicante, que reivindican su autonomía para poder decidir qué festivos abren y cuáles no.

Los consumidores, en principio, veían con buenos ojos la solución preacordada porque engloba a la mayoría de los comercios e implica renunciar a un tercio de las aperturas en festivo en ciudades como Valencia, con vistas a poder pasar página para abordar temas como el comercio electrónico o las falsificaciones.

Desde la Unión de Consumidores, valoran esa «rebaja sustancial e importante de las aperturas», en línea con su «reivindicación de tener en cuenta la conciliación vida familiar y laboral de los trabajadores de las grandes superficies», pero afean a la Conselleria que les deje fuera de las negociaciones de las que saldrá el documento definitivo.

El conseller admite la complejidad de alcanzar un consenso autonómico y evita dar nuevos plazos

La Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu), por su parte, destaca que el preacuerdo está «consensuado por una gran parte del comercio valenciano» y, en cuanto a rebajar el número de días, opina que «el consumidor mientras no sea un cambio brusco, como pasar de cincuenta a nada o al revés, perfilará sus hábitos y lo aceptará».

«Hacer bien las cosas»

«Estamos a la espera de que la Conselleria nos cite, si es que nos va a citar», confirma a LAS PROVINCIAS su presidente, Fernando Móner, quien asegura haber conocido buena parte del proceso por los medios de comunicación pero prefiere «que hagan bien las cosas, con todos los trámites y las verificaciones jurídicas necesarias, sin meter prisa, para ser capaces de cerrar una solución».

Mientras UCE, Avacu y Tyrius aguardan esa llamada, Climent y Costa reactivarán en los próximos días los contactos. En primer lugar, con Unión Gremial y los sindicatos, para intentar vencer sus reticencias antes de sentarlos a negociar con las entidades impulsoras del acuerdo: Covaco, Cecoval, Asucova y Anged.

Si esa negociación llega a buen puerto, se convocará al Observatorio del Comercio Valenciano para sellar el pacto autonómico y poder tramitarlo, preferiblemente a través de la Ley de Acompañamiento a los Presupuestos de la Generalitat. De ser así, los comercios de Valencia, Alicante o Torrevieja abrirían en festivo del 15 de junio a la primera semana de enero, más una docena de días autorizados en toda la Comunitat con motivo de Pascua y las distintas acumulaciones de festivos.

En caso contrario, saldrá adelante la modificación normativa impulsada desde la Conselleria de Economía que, entre otras cuestiones, prevé revisar las zonas de libre apertura en festivo a los cuatro años.

Fotos

Vídeos