Climent descarta ahora lanzar la campaña que prometió para informar del cierre en festivos

Las grandes superficies y consumidores exigen a Economía el respaldo institucional que anunció tras negarse a aplazar el cambio al 1 de marzo

I. HERRERO

valencia. A cuatro días del primer domingo con todos los comercios de Valencia cerrados desde 2013, grandes superficies y consumidores tienen en marcha toda la maquinaria a su alcance para difundir la entrada en vigor del cierre de un tercio de los festivos actuales aprobado por Les Corts hace una semana. Quien no parece dispuesto a cumplir su parte del trato es el conseller de Economía, Rafael Climent, que se comprometió a poner en marcha una campaña institucional para evitar confusiones sobre el cambio entre consumidores o trabajadores.

Fuentes de su departamento, no obstante, trasladaron ayer a LAS PROVINCIAS que no prevén realizar ninguna campaña de ese tipo, sino que se limitarán a hacer pública en las redes sociales la modificación normativa publicada el lunes en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) y a emitir distintas comunicaciones por esos mismos canales a lo largo de la semana.

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), que agrupa a operadores como El Corte Inglés o Carrefour, anunció horas antes la puesta en marcha de una «potente campaña de comunicación» para informar a sus clientes del nuevo calendario de aperturas en festivos, que prevé que establecimientos como los ubicados en las cinco zonas de Valencia que disfrutaban de libertad horaria todo el año cerrarán en domingo hasta el próximo 18 de marzo, por acumulación con el cierre del día 19.

Anged y Avacu se afanan por difundir antes del domingo que retomarán las aperturas el 18 de marzo La Generalitat se limitará a hacer pública en las redes sociales la restricción de la libertad horaria

Después vendrán las aperturas autorizadas en Pascua, los días 25 (Domingo de Ramos), 30 (Viernes Santo), 1 de abril (Domingo de Pascua) y el domingo siguiente, 8 de abril, el último con libre apertura hasta el 17 de junio, dentro ya del periodo ininterrumpido fijado hasta el primer domingo después de Reyes en ciudades como Valencia y Alicante. A excepción, eso sí, del cierre del 24 de junio en Alicante y del 15 de agosto en la ciudad Valencia, y de los días de cierre general: 1 de enero, 6 de enero, 1 de mayo, 9 de octubre y 25 de diciembre, o del día 26 cuando sea declarado festivo por traslado de la fiesta de Navidad.

Desde Anged echan en falta, no obstante, la «potente campaña de publicidad y comunicación» que les prometió el conseller de Economía, Rafael Climent, tras posar con los artífices del pacto del sector para pacificar los horarios comerciales en el patio de Les Corts y avanzar a LAS PROVINCIAS que no aplazaría el cambio al 1 de marzo, como pedían grandes superficies y consumidores, ya que el 25 estaría todo listo.

Para su portavoz, Joaquín Cerveró, «lo más razonable hubiera sido dar un plazo prudencial de 15 días y comenzar a aplicar el nuevo calendario el 1 de marzo» pero el Consell se decantó por su «aplicación inmediata». Y, de ahí, que le exijan ahora la campaña prometida para evitar que se repitan las imágenes vividas en abril de 2016, con personas a las puertas de comercios cerrados en el estreno de la restricción de la libertad horaria al centro de la ciudad y el entorno de la Ciudad de las Ciencias aprobada por el equipo de Joan Ribó y que tumbó un mes después la Conselleria de Economía por los errores detectados por la Abogacía General de la Generalitat.

Reubicar a trabajadores

En paralelo a los esfuerzos para dar a conocer el nuevo marco de horarios comerciales, Anged asegura que está acelerando el plan de comunicación a sus trabajadores para «reajustar el calendario laboral, con el objetivo de que no se vean afectados los más de 800 puestos de trabajo creados durante la liberalización comercial, y reubicando a los trabajadores afectados en otros horarios u otros centros».

La Asociación Valenciana de Consumidores Usuarios (Avacu), por su parte, está difundiendo entre sus asociados el nuevo calendario y atendiendo también a todas las consultas ciudadanas que recibe al respecto. Su presidente, Fernando Móner, recalca que su parte «está hecha» y que ahora «es el turno tanto de las empresas como de la administración, que se comprometió a hacer una campaña institucional» para difundir el cambio. «Tiene que ser algo conjunto entre el Consell y las grandes empresas, como nos dijeron, y deberían empezar ya», zanja.

Fotos

Vídeos