Cipriano Cortés preside la nueva Confecomerç, que invita a sumarse al resto del sector

I. H.

valencia. Los representantes de Covaco y Cecoval hicieron oficial ayer su fusión en Confecomerç, la entidad llamada a reivindicar mayor atención hacia el pequeño comercio por parte de la administración. La nueva confederación «comenzará a trabajar de manera inmediata», bajo la presidencia de Cipriano Cortés, actual presidente de Covaco. La vicepresidencia será para Rafael Torres, actual presidente de Cecoval, y la secretaría general recaerá en Amparo Barroso, que ya ocupa este cargo en Covaco.

Cortés y Torres presentaron el proyecto al conseller de Economía, Rafael Climent, quien dio beneplácito a la nueva entidad, que se compromete a «defender los intereses del comercio de toda la Comunitat Valenciana, desde Vinaròs hasta Pilar de la Horadada».

Confecomerç CV se reivindica como «la organización de mayor peso del sector» y «la entidad de referencia del comercio a nivel autonómico», según las confederaciones fundadoras. Ambas seguirán coexistiendo hasta la total confluencia en una única entidad pero unen ya sus fuerzas para desarrollar líneas de acción comunes para «hacer más competitivo y fuerte el comercio».

Desde Confecomerç CV, además, invitan a integrarse a «toda federación, asociación local o todo aquel del sector que quiera sumar y crecer», sin haber hablado aún con Unió Gremial, aseguró Barroso a este periódico. El proyecto nace con «ocho de cada diez comercios» y quiere incluir al resto para ejercer como «portavoz de sus intereses, un referente común, autonómico e integrador».

La entidad se desarrollará en el marco del proyecto autonómico de la CEV, que hoy elige a los vocales de su junta directiva y a Eva Blasco, Rosana Perán y Sebastián Plá como sus presidentes en Valencia, Alicante y Castellón.

Fotos

Vídeos