Los beneficios fiscales a las empresas crecen un 62,3% frente al 0,7% de aumento en el IRPF

Cristóbal Montoro y José Enrique Fernández Moya, secretario de Estado de Hacienda. /
Cristóbal Montoro y José Enrique Fernández Moya, secretario de Estado de Hacienda.

El proyecto de Presupuestos del Estado eleva de 12.000 a 14.000 euros el umbral del salario bruto anual a partir del cual hay que tributar

Amparo Estrada
AMPARO ESTRADAMadrid

Los beneficios fiscales a las empresas crecen un 62,3% en los Presupuestos del Estado para 2018 mientras que los correspondientes al IRPF sólo aumentan un 0,7%. En concreto, el ahorro fiscal que las sociedades tendrán gracias a los tipos reducidos de gravamen se incrementará este año un 60,9%, según el proyecto de presupuestos, y pasará de 384 millones de euros a 618 millones de euros; la mayor parte de este crecimiento se explica por los tipos reducidos que aplican las sociedades anónimas cotizadas de inversión en el mercado inmobiliario (socimi). También se verán claramente beneficiadas por la libertad de amortización y amortizaciones especiales, con las que ahorrarán 87 millones de euros, un 30,8% más que en el ejercicio precedente. En total, los beneficios fiscales para las empresas suben en 1.329 millones de euros, ya que se sitúan en 3.453 millones frente a los 2.127 millones de 2017.

Por su parte, los beneficios fiscales en el IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) crecen un 0,7% y se sitúan en 7.846 millones de euros, 56 millones de euros más que el año pasado. Las deducciones o reducciones con mayor impacto son la reducción por tributación conjunta -que baja un 2,9% hasta los 1.117 millones de euros-, la deducción por familia numerosa y personas con discapacidad a cargo, que este año incorpora nuevas deducciones para gastos por guardería y por cónyuge con discapacidad, pero cuya incidencia en los presupuestos de 2018 sólo se produce por los pagos anticipados por lo que en total cae un 4,6% hasta los 1.102 millones de euros. La subida de las ayudas fiscales para gastos de guardería de niños menores de tres años beneficiará a 346.998 contribuyentes, según los cálculos del Gobierno, y su coste anual se cifra en 265 millones de euros, que se producirá en 2019. La deducción para familias numerosas mediante el cheque natalidad amplía la cuantía de los límites hasta en 600 euros anuales por cada uno de los hijos que exceda del número mínimo de hijos exigido para la condición de familia numerosa. Así, por ejemplo, una familia numerosa con 4 hijos podrá deducirse hasta 1.800 euros; otra con 5 hijos, hasta 2.400 euros; y otra con 6 hijos, hasta 3.000 euros. Esta medida beneficiará a 50.111 contribuyentes y la deducción por cónyuge con discapacidad a 362.790 contribuyentes. Su coste se repartirá entre 2018 y 2019.

440 euros menos este año

Por el contrario, sí sube el ahorro por la reducción por rendimientos del trabajo, un 24,8% hasta los 731 millones de euros. Entre las novedades tributarias que incluye el proyecto de Presupuestos se encuentra la elevación del umbral de tributación desde los 12.000 euros actuales hasta los 14.000 euros anuales (medida acordada con Ciudadanos) y se incrementa el importe de la reducción para rentas del trabajo para salarios brutos anuales entre 14.000 y 18.000 euros. Esta medida afectará a 3,5 millones de contribuyentes, de los cuales un millón son pensionistas. El Ministerio de Hacienda calcula que estos contribuyentes se ahorrarán unos 440 euros anuales en el IRPF este año, ya que la mayor deducción sólo se aplicaría durante la mitad del año puesto que la Ley de Presupuestos entraría en vigor, si se aprueba, a partir del 1 de julio.

Las previsiones del Gobierno cifran en 210.015 millones de euros los ingresos tributarios, un 8,3% más que lo presupuestado en 2017 y máximo en la serie histórica. No obstante, las previsiones de ingresos no se han cumplido en los últimos ejercicios. De hecho, el año pasado se desviaron 8.000 millones de euros menos de lo previsto.

Fotos

Vídeos