El banco recupera las pérdidas de los últimos tres días en Bolsa

Sabadell se dispara un 6,16% ya antes de anunciar la decisión y Caixabank crece un 4,93% ante la posibilidad de que también lo haga

R.E. VALENCIA.

Las acciones de Banco Sabadell se revalorizaron ayer un 6,16% en la Bolsa española tras conocerse que el consejo de administración de la entidad aprobaría por la tarde el traslado de la sede social de a Alicante ante la incertidumbre política y económica que ha originado la celebración del referéndum ilegal en Cataluña el pasado domingo y la amenaza de secesión.

En concreto, las acciones del Sabadell cerraron la jornada a un precio de 1,69 euros después de haber experimentado su mayor repunte desde el pasado 27 de septiembre. Con este ascenso, la entidad acumuló una revalorización del 22,4% en lo que va de 2016 y recuperó lo perdido desde las fuertes caídas del pasado lunes.

Este último hecho fue fundamental para que el Ibex-35 cerrara por encima de los 10.200 puntos: cuando se conoció, a primera hora de la tarde, el índice subió desde los 10.150 puntos hasta los 10.250 puntos, aunque en el último tramo del día, el índice se replegó un poco. Asimismo, también ayudó al mercado la sospecha de que los líderes independentistas puedan estar buscando evitar una inmediata declaración de independencia o, al menos, el hecho de que se muestran divididos sobre la cuestión, con una de sus facciones partidaria de crear un espacio para la negociación, según publicaba Bloomberg

Por su parte, Caixabank, la otra entidad catalana del Ibex 35, también experimentó un rebote significativo en Bolsa y sus acciones subieron un 4,93% ante la posibilidad de que el banco siga los pasos de Sabadell y decida trasladar su sede fuera de Cataluña hoy.

En el resto de casos, esta estrategia, de momento, ha sido premiada por los inversores. La compañía biotecnológica Oryzon fue la primera en anunciar el lunes que cambiaba su sede social de Barcelona a Madrid. Un anuncio que llevó a la compañía a una revalorización del 14,3% en dos días.

La buena acogida en Bolsa de esta decisión fue el pistoletazo de salida para que otras sociedades hayan decidido en las últimas horas trasladar el domicilio social a otras comunidades. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el movimiento de estas compañías no es equiparable al volumen de Sabadell o Caixabank.

Pero más allá de esos buques insignias catalanes, otras compañías también aprobaron este jueves ese cambio. Así, la operadora de telecomunicaciones Eurona decidió llevar su sede social de Cornellà de Llobregat a la localidad madrileña de Rivas-Vaciamadrid. Este anuncio también tuvo una recompensa por parte de los inversores, ya que las acciones de la compañía aumentaron un 7,24% en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB).

También la empresa Proclinic Expert decidió este jueves trasladar su sede de Hospitalet a Zaragoza, ciudad donde ya tiene un importante centro logístico y que a partir de ahora también albergará la sede social de esta empresa de productos odontológicos.

Esta ristra de empresas que ya han anunciado su cambio de domicilio contrasta con las palabras optimistas del vicepresidente de la Generalitat y consejero de Economía, Oriol Junqueras, que este jueves rechazó consecuencias económicas por la deriva independentista. «No va a haber una huida de empresas de Cataluña», señaló. Una afirmación que no parece haber convencido a algunas de las principales compañías afincadas en la comunidad.

El Ibex, el más rentable

De este modo, el indicador español fue el más rentable de todos los de referencia, seguido, de lejos, por el PSI-20 de Lisboa, que se apuntó un 0,78%, mientras que el Ftse 100 británico ganó algo más de medio punto porcentual y el Ftse Mib de Milán, algo menos. El que peor se comportó fue el Dax alemán, que cedió un 0,02%.

Los dos valores más rentables del Ibex-35 fueron precisamente Sabadell y CaixaBank, pero uno de los aspectos más relevantes fue que ll mismo movimiento de distensión que se observó en la renta variable se vio también en la renta fija.

El rendimiento de los bonos españoles a diez años retrocedió desde el 1,75% hasta el 1,68%. El interés de los bonos italianos también bajo, pero en menor dimensión: desde el 2,18% hasta el 2,14%. En cambio, la rentabilidad del 'bund' alemán se mantuvo en el 0,45%. Ello provocó que las primas de riesgo se estrecharan: la de España, desde los 130 hasta los 123 puntos básicos; la de Italia, desde los 173 hasta los 169 puntos básicos.

Fotos

Vídeos