Caixabank celebra hoy su primera junta general de accionistas en la Comunitat

Gonzalo Gortázar y Jordi Gual, de Caixabank. / albert gea/reuters
Gonzalo Gortázar y Jordi Gual, de Caixabank. / albert gea/reuters

La entidad que dejó Cataluña en octubre fijará en los estatutos poder cambiar de sede por acuerdo del consejo de administración

I. H.

Caixabank celebrahoy su primera junta general de accionistas en Valencia, ciudad a la que trasladó su sede social y fiscal a comienzos de octubre por la crisis política en Cataluña. Desde la 'mudanza' al número 2 de la calle Pintor Sorolla, Valencia ha albergado ya diversas reuniones del consejo de administración del banco, entre ellas la que tuvo lugar ayer, así como presentaciones de resultados trimestrales y anuales.

En la junta, que hasta ahora se celebraba en Barcelona y arrancará a las once de la mañana en el Palacio de Congresos de Valencia, el presidente y el consejero delegado del banco, Jordi Gual y Gonzalo Gortázar, respectivamente, presentarán a los accionistas los resultados de 2017, con un beneficio récord de 1.684 millones, casi un 61% más que en 2016, tras la integración del portugués BPI.

Además, está previsto que la junta dé luz verde al reparto de un dividendo complementario en efectivo de 0,08 euros brutos por acción con cargo a los beneficios de 2017. Una vez satisfecho este dividendo, previsiblemente el 13 de abril, el importe total de la remuneración al accionista correspondiente a 2017 habrá sido de 0,15 euros brutos por acción, siendo el importe abonado en efectivo equivalente al 53% del beneficio neto consolidado, según Caixabank.

La entidad aprovechará también la sesión para reflejar en sus estatutos que el domicilio social podrá trasladarse a otro lugar del territorio nacional por acuerdo del consejo de administración, sin necesidad de reunir a los accionistas.

Esa modificación, que se someterá a la junta, abre la puerta a que el consejo pueda decidir mudarse a otra ciudad en el futuro y llega después de que Caixabank tuviese que esperar a que el Consejo de Ministros facultara a la cúpula a trasladar su sede y perdiera con ello 737 millones de euros en depósitos en el cuatro trimestre de 2017.

Fotos

Vídeos