Accionista de BdV, a Caixabank: «Si se van a Madrid, juro que dejaré de ser cliente»

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, interviene en la junta general de accionistas./EFE
El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, interviene en la junta general de accionistas. / EFE

Gual aspira a que el Caixaforum que albergará el Ágora «se convierta en un nuevo referente en la ciudad»

Inés Herrero
INÉS HERRERO

El traslado de la sede de Caixabank a Valencia, a raíz de la crisis política en Cataluña, fue uno de los temas estrella de la primera junta general celebrada en la ciudad, presente tanto en las intervenciones de los máximos responsables del banco como en las de pequeños accionistas, en su mayoría partidarios del cambio.

Es el caso de Eduard Mestres, catalán y residente en Valencia desde 1968, un accionista de Banco de Valencia que se mostró indignado por la decisión de Caixabank de retirar de las oficinas la marca de la histórica entidad, intervenida por el FROB a finales de 2011 y vendida a Caixabank por un euro. Es más, interpreta como «el castigo de la divina providencia» que después tuvieran que mudarse, precisamente, a su sede, «una joya que es patrimonio de los valencianos».

Además de quejarse del trato a los empleados y del nivel salarial de los máximos responsables del banco, Mestres cuestionó la modificación estatutaria impulsada en la junta para que el domicilio social pueda trasladarse a otro lugar del territorio nacional por acuerdo del consejo de administración, sin necesidad de reunir a los accionistas. «¿Qué se quieren ir a Madrid? Si se van, juro que dejaré de ser cliente», advirtió, tras preguntar a la cúpula del banco si no están bien en Valencia.

Por último, se refirió al futuro CaixaForum que albergará el Ágora en 2020, para encomendar a los responsables de La Caixa que hagan buen uso del emblemático edificio de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, obra de Santiago Calatrava, porque «tiene que ser el mejor Caixaforum de los que tienen». A continuación, se despidió con un vehemente »Visca la Caixa, visca Valencia y visca Cataluña«.

Caixaforum

En la réplica, el presidente de Caixabank, Jordi Gual, destacó que esa iniciativa de la Fundación La Caixa, cuyas obras arrancarán a final de año y durarán un par de ejercicios, incluirá una inversión de 18 millones y otros cinco millones anuales para gastos de funcionamiento y mantenimiento. «Aspiramos a que se convierta en un nuevo referente en la ciudad, con una programación dirigida a todos los públicos», dijo, además de resaltar que el Caixaforum reforzará su presencia y arraigo en Valencia.

Tanto Gual como el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, trasladaron a Mestres, respectivamente, que están «absolutamente comprometidos» con la Comunitat, donde están «muy bien», y que la supresión de la marca de Banco de Valencia se enmarcó en una decisión estratégica de «potenciar una marca principal» en toda España, además de remarcar que se sienten «muy identificados» con la herencia de la entidad. «Entre otras razones, por eso estamos aquí», sentenció Gortázar.

Fotos

Vídeos