Las Provincias

De Guindos descarta «inyectar recursos públicos» en el Popular

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos.
El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos. / Efe
  • El ministro de Economía prevé que el PIB en el segundo trimestre "se acelere" respecto al 0,8% del primero

El futuro del Banco Popular sigue bajo todos los focos. En la mesa está una posible compra por otras entidades, entre las que estaría interesada la nacionalizada Bankia como reconoció el ministro de Economía. Ahora, Luis de Guindos niega la posibilidad de ayudas públicas en este caso. “El Gobierno no tiene previsión de inyectar recursos públicos” en el Popular, ha zanjado el ministro de Economía, Luis de Guindos. Asimismo, ha descartado la posibilidad de trasladar los activos inmobiliarios de la entidad al banco malo para sanearlo.

El ministro ha insistido en que el Popular “está supervisado por el BCE” y ha insistido en que el Banco de España asegura que la entidad tiene un nivel de capital “por encima del os niveles regulatorios mínimos”. Además, resaltado que la compañía también superó los test de estrés realizados a la banca. De Guindos ha considerado que el Popular tiene una parte tradicional de negocio muy buena, aunque ha reconocido que su exposición inmobiliaria es “superior a la del sector”. En cualquier caso, ha explicado que el nuevo equipo de gestión está en pleno desarrollo de una estrategia para la entidad.

Asimismo, el ministro ha anunciado que el Gobierno se plantea crear antes de final de año una Sociedad de Inversión Inmobiliaria (Socimi) para colocar los activos del banco malo (Sareb) en el mercado y ha resaltado que la Sareb ya ha logrado desprenderse del 20% de su cartera. En este sentido, el ministro ha destacado la importancia de la “reestructuración bancaria” que ha permitido pasar de 50 entidades financieras a una quincena. Una política que ha permitido un “saneamiento” del sistema bancario, que considera clave en la recuperación de la economía.

Durante su intervención en la jornada organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), De Guindos ha resaltado que la economía crece este año por encima del 3% en términos anualizados. Asimismo, el ministro adelantó que los datos recogidos en el segundo trimestre hacen pensar en una “aceleración adicional sobre el primero”. Esto supondría que el PIB entre abril y junio se incrementaría más de un 0,8%. “Esto indica que la previsión del Gobierno del 2,7% es prudente”, ha explicado De Guindos.

Asimismo, ha asegurado que este crecimiento es “equilibrado” con una importante aportación de la demanda doméstica, pero también del sector exterior. “La variable que más tira del conjunto de la economía son las exportaciones”, ha señalado. Además, ha resaltado que la recuperación se apoya en la generación de empleo y en un superávit cuenta corriente de la balanza de pagos del 2% del PIB.

Corrupción “deleznable”

El ministro ha resumido la base de la recuperación española en tres pilares: “Competitividad, saneamiento del sector financiero y estabilidad política”. En este sentido, se ha referido al “ruido deleznable” para referirse, sin citarlo, a los casos de corrupción que golpean al PP. Sin embargo, ha defendido que “los hechos delictivos se ponen en conocimiento de los jueces y quien la hace la paga”. “Ese es el principal elemento de seguridad del funcionamiento de un Estado de Derecho”.

Por último, ha destacado la importancia de la estabilidad política. Así, se ha mostrado confiado en que los Presupuestos de 2017 saldrán adelante. “España no está en el foco de atención de la inestabilidad política”. Y es que el objetivo del Gobierno debe ser “garantizar que los próximos cuatro o cinco años la economía siga creciendo en estos niveles”.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate