Las Provincias

La mala imagen de la banca es un riesgo para la estabilidad financiera

Un hombre pasa junto a una sucursal de Bankia con un cartel de protesta.
Un hombre pasa junto a una sucursal de Bankia con un cartel de protesta. / Reuters
  • El presidente de la EBA, Andrea Enria, destacó la necesidad de que resuelvan esta situación porque «no es sólo una cuestión de reputación sino de estabilidad financiera»

  • El máximo directivo de la autoridad bancaria europea recordó que a los principales bancos de Estados Unidos y Europa las conductas inapropiadas les han costado ya 200.000 millones

La Autoridad Bancaria Europea (EBA por sus siglas en inglés) considera que el deterioro de la imagen de la banca ante la sociedad por actuaciones de como la manipulación o venta inapropiada de productos financieros a sus clientes plantea un riesgo para la estabilidad financiera. «Antes se veía a la banca como el cerebro inteligente del sistema y eso facilitaba la liquidez. Hoy, la percepción es que el sector bancario está perjudicando a la economía», señaló el presidente de la EBA, Andrea Enria, que destacó la necesidad de que resuelvan esta situación porque «no es sólo una cuestión de reputación sino de estabilidad financiera».

Enria participó este miércoles en un encuentro organizado por las patronales de bancos y cajas (AEB y CECA). El primer acto que realizan de forma conjunta las dos organizaciones, cuya fusión espera casi toda la industria, una vez que prácticamente han desaparecido las cajas. Precisamente el presidente de la Asociación Española de Banca, José María Roldán, destacó el «valor simbólico» que tenía hacer esta jornada conjunta.

El máximo directivo de la autoridad bancaria europea recordó que a los principales bancos de Estados Unidos y Europa las conductas inapropiadas les han costado ya 200.000 millones y abogó por una mayor vigilancia, aunque consideró que para ello no son necesaria nuevas leyes. Sí propuso que los Consejos de Administración fijen objetivos relacionados con la conducta y que se revisen las políticas de remuneración porque si son muy agresivas pueden llevar a la venta de productos no apropiados para los clientes

Por otra parte, Enria advirtió de que sigue existiendo «un exceso de capacidad» en el sector bancario europeo. Lo que en palabras llanas, significa que, a su juicio, hay demasiados bancos y oficinas. Y defendió que se reduzca el sesgo nacional para la toma de decisiones de regulación o resolución. En cuanto a la repetición de los test de estrés dejó entrever que puede que no se realicen este año, «hay que debatirlo», dijo. No obstante, el proyecto es que tengan una periodicidad anual.