El Ayuntamiento de Valencia se enroca en cerrar los comercios la mitad de los festivos

El concejal de Comercio, Carlos Galiana, preside la reunión del Consell Local de Comerç de Valencia.
El concejal de Comercio, Carlos Galiana, preside la reunión del Consell Local de Comerç de Valencia. / Irene Marsilla

El edil Carlos Galiana considera excesivas las 40 aperturas que proponen las grandes superficies y volverá a negociar por partes

Inés Herrero
INÉS HERREROValencia

El Ayuntamiento de Valencia marcó ayer distancias con la oferta de las grandes superficies de cerrar un tercio de los domingos y festivos anuales en las ciudades que actualmente gozan de libre apertura durante todo el año, como es el caso del cap i casal, para desbloquear la negociación y evitar nuevos pleitos. La propuesta de la patronal Anged, que reveló LAS PROVINCIAS, fija como periodos de libre apertura Pascua y desde junio hasta la primera semana de enero, unos cuarenta festivos en total, pero desde la Concejalía de Comercio se enrocan en su planteamiento de no alcanzar la treintena de aperturas.

En declaraciones a este periódico, desde el departamento que dirige el edil Carlos Galiana subrayaron ayer que «si treinta festivos ya parecían muchos, cuarenta más aún», y avanzaron que el concejal va a poner en marcha una segunda ronda de contactos con los distintos agentes implicados, antes de volver a reunir al Consell Local de Comerç, para buscar un pacto sobre los horarios comerciales de la ciudad.

Cabe recordar que, en julio, Galiana ya optó por negociar por partes este tema con intención de «acercar posturas entre los diversos agentes que componen este órgano de decisión municipal» y, posteriormente, propuso restringir las 63 aperturas actuales a un máximo de 28, sin distinciones por zonas.

El Consistorio, decidido a «reducir al máximo» la libertad horaria por los pequeños negocios

Desde Comercio ponen el foco en la protección del pequeño comercio y de los trabajadores del sector e insisten en que el consistorio sigue decidido a «reducir al máximo» el número de aperturas en festivo.

En este sentido, mantienen el planteamiento de 28 aperturas que presentó Galiana en la última reunión sobre horarios comerciales, en concreto desde septiembre hasta el primer domingo de enero más las acumulaciones de festivos durante el resto del año, una cifra inasumible para las grandes superficies porque implica renunciar a la mitad de los domingos y festivos actuales.

«No podemos cerrar más de un tercio de los festivos porque afectaría al empleo», advirtió el portavoz de Anged, Carlos Alfonso, en una entrevista concedida a este diario.

La Generalitat se desentiende de las ofertas del sector

La Conselleria de Economía, de momento, opta por mantenerse al margen de la oferta planteada por las grandes superficies para cerrar un tercio de los festivos en las ciudades que ahora pueden abrir durante todo el año. Según el director general de Comercio, Natxo Costa, es momento de que negocien los operadores.

En declaraciones a LAS PROVINCIAS, valoró que se pongan encima de la mesa propuestas para buscar un acuerdo sobre horarios comerciales, aunque recalcó que son los propios agentes del sector quienes deben estudiar y aceptar esos planteamientos.

Desde el departamento de Rafael Climent, que trasladó al comercio la responsabilidad de resolver el caos de la libertad horaria al año de anular la restricción, reunirán al observatorio autonómico la primera quincena de septiembre para abordar este tema.

A falta de ver el resultado de esa segunda ronda de contactos municipal, y de los encuentros mantenidos durante el verano entre los distintos agentes, desde la Conselleria de Economía se mantiene el objetivo de lograr un acuerdo autonómico antes del 15 de septiembre.

En junio, más de un año después de tumbar la restricción de la libertad horaria impulsada por Compromís y restablecer la situación anterior, Economía acercó posturas con el comercio en la búsqueda de un pacto que concentre las aperturas en Pascua, verano y Navidad. No obstante, dejó en suspenso la negociación global a la espera de que Valencia y Alicante pactasen sus soluciones y, en vista de las diferencias actuales, se antoja complicado que llegue a buen puerto, al menos en el plazo fijado.

Fotos

Vídeos