Las ayudas a la patronal y los sindicatos, bajo la lupa del Tribunal Constitucional

Las organizaciones minoritarias confían en que los magistrados anulen el reparto de fondos porque sólo incluye a CC OO y UGT

I. HERRERO

valencia. Los sindicatos minoritarios mantienen viva su ofensiva judicial contra el reparto de ayudas a la patronal, CC OO y UGT por sus funciones de participación institucional, que ahora también cuestiona el PP. Tras la decisión del Tribunal Supremo de no admitir su recurso contra la sentencia del TSJCV que descartó dejar sin efecto el reglamento que les excluye de las ayudas, CSIF, Sindicato Independiente, Intersindical Valenciana y USO tienen sus esperanzas depositadas en el Tribunal Constitucional (TC).

Mario Martín, responsable de los servicios jurídicos de CSIF, explica a LAS PROVINCIAS que la vía ordinaria cerrada por el Supremo se centraba sólo en el incumplimiento del plazo para desarrollar el reglamento de la Ley de Participación Institucional por parte de la Generalitat.

En paralelo, emprendieron otra vía «por vulneración del derecho a la libertad sindical al dar un trato diferenciado a CC OO y UGT», que desembocó en la presentación de un recurso de amparo al Constitucional el pasado mes de septiembre, después de que el TSJCV y el Supremo estimasen parte de sus argumentos y se anulasen varios artículos.

Hasta la fecha, los sindicatos minoritarios siguen a la espera de que los magistrados decidan si admiten a trámite su recurso, lo que daría paso a un proceso de varios años.

Según Martín, confían en que les den la razón porque «tanto el TSJCV como el Supremo, aunque parcialmente, reconocen la vulneración de derechos fundamentales». Su intención es que el TC acabe con el reparto por el que UGT y CC OO reciben 1,2 millones al año cada uno y la CEV hasta 800.000 euros, de los 2,6 que correspondían a Cierval, y «dé el mismo trato a todos los sindicatos».

Fotos

Vídeos