La Audiencia Nacional confirma el procesamiento de Olivas por Bankia

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal no admite los recursos del expresidente de Bancaja y cuatro exconsejeros sobre la salida a Bolsa

R. E./EFE VALENCIA/MADRID.

La Audiencia Nacional confirmó ayer el procesamiento del exvicepresidente de Bankia y expresidente de la Generalitat, José Luis Olivas, por las presuntas irregularidades registradas en la salida a Bolsa de la entidad, al estimar que el auto por el que el juez propuso abrir juicio oral contra el expresidente de Bancaja está suficientemente motivado.

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal también desestimó los recursos interpuestos por otros cuatro exconsejeros de Bankia, Estanislao Rodríguez Ponga, Jesús Pedroche, Antonio Tirado y Remigio Pellicer, al entender que existen «indicios racionales» de que estos altos directivos podrían haber incurrido en un delito de falsedad al aprobar unas «cuentas maquilladas sobre la verdadera situación de la entidad que administraban, que no reflejaban su imagen fiel».

En su recurso, José Luis Olivas alegaba haber actuado «en todo momento amparado por el principio de confianza en la labor de los escalones previos», al tiempo que reprochaba que su imputación en la causa se realizó «sin incluir indicios concretos y sostenido sólo por los informes de los peritos judiciales, contradichos por otros que han sido obviados».

Asimismo, el que fuera presidente de Bancaja, una de las siete cajas que integraron Bankia tras el proceso de constitución del SIP, aludía a la grave crisis económica existente en España en el momento del debut bursátil, julio de 2011, así como a los cambios normativos que provocaron los ajustes practicados en la reformulación de las cuentas.

Ahora la sala, presidida por la magistrada Ángeles Barreiro, avala el procesamiento del juez instructor Fernando Andreu en tanto que «hace un encomiable resumen de la totalidad de los hechos en los que se sustenta la imputación», pormenorizados «uno a uno», que evidencian que existen «indicios bastantes» de que Olivas conocía «la falacia de las cuentas y la inviabilidad de la salida a Bolsa».

Entre estos, destaca las deficiencias señaladas por el Banco de España sobre los estados consolidados de la matriz BFA a cierre de 2010, donde se advirtió de que el hecho de que la auditoría interna dependiera de Olivas, encargado además de las sociedades participadas, podría menoscabar la independencia en el criterio del auditor en este área.

La sala también señala que si bien existen periciales de parte que discrepan de las conclusiones alcanzadas por los peritos judiciales, ello «no desvirtúa ni minimiza el valor» de estos informes, siendo el tribunal el encargado de «dar mayor o menor credibilidad a unas u otras».

Argumentos que reitera en el caso del resto de consejeros de la entidad, entre ellos Pedroche y Rodríguez Ponga, a los que confirma su procesamiento tras desestimar un recurso al que se adhirió la defensa de José Rafael García-Fuster.

Más

Fotos

Vídeos