Atitlan simplifica su estructura y extingue cinco de las sociedades en que participaba

Á. M. VALENCIA.

Los socios del fondo de capital riesgo Atitlan, Roberto Centeno y Aritza Rodero, están reordenando la estructura de la sociedad que forman, quitando lastre y disolviendo, fusionando, extinguiendo. Prueba de ello son las cinco que figuraban ayer en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme). El yerno del presidente de Mercadona y su compañero de inversiones han cesado como administradores de Atitlan Beta, Incola Ciudad, Atitlan Solar y A Hundred & One Business, que han sido absorbidas por Atitlan Grupo Empresarial. Desde la compañía se destaca como con esta operación, se pretende optimizar los recursos y agilizar procesos, además de mejorar su control del negocio.

A este paso le sigue una ampliación de capital, que suscriben en su totalidad los socios actuales de la compañía, que dará oxígeno a una mercantil que en el último año ha crecido con fuerza, como demuestra su entrada el Ahorro Corporación, acompañando al banco de inversión internacional con sede en Londres StormHarbour, o con la compra del 55% del Grupo Obinesa, para que el logró una quita de 360 millones de la deuda, situada en 420 millones, y garantías por 60 millones de euros. También se extingue Sea8, firma dedicada a la acuicultura en Portugal, donde producía lenguados.

Fotos

Vídeos