Atitlan crea una filial para la compraventa de deuda de empresas

Á. M.

Valencia. La sociedad de inversión Atitlan de Roberto Centeno y Aritza Rodero quiere desarrollar su actividad de compraventa de deuda procedente de empresas no sólo como una rama complementaria de sus ocupaciones más convención de adquisición y venta de empresas.

Esto explica la constitución de Balaenoptera Borealis Loans, una mercantil que, según el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme), «tiene como objeto social la ejecución de operaciones de inversión en deuda de otras sociedades, mediante la compra y venta de préstamos y créditos, así como el control, seguimiento y administración de las operaciones de inversión realizadas».

El socio único de la nueva sociedad es Atitlan Beta, aunque los administradores solidarios serán Citrus Capital, representada por Rodero; y Cerycer Inversiones Inmobiliarias, de Centeno. Ambos ejecutivos, procedentes de bancos de inversión, son reconocidos por su habilidad en este ámbito y esta ha sido clave en su compra del 55% de Obinesa.

Fotos

Vídeos