El arroz de Camboya hunde a los productores valencianos

V. LL. VALENCIA.

Las crecientes importaciones de arroz a bajo precio de Camboya -cada año más presente en toda la UE- están ocasionando graves perjuicios a los agricultores de los países productores europeos, especialmente en el caso de España, y más aún en la Comunitat Valenciana, donde es obligado este único cultivo en los parques naturales de la Albufera y de Pego-Oliva.

Este es el motivo de que los eurodiputados del PP Esteban González Pons, Esther Herranz y Ramón Luis Valcárcel hayan presentado una pregunta parlamentaria en la Eurocámara, con el fin de alertar al Ejecutivo de Bruselas de lo que está ocurriendo y pedir la aplicación de cláusulas de salvaguardia.

Dichas medidas de defensa comercial se adoptan en la UE cuando las importaciones de un artículo perjudican gravemente a los productores comunitarios. Normalmente consisten en restringir tonelajes de o aplicar aranceles aduaneros para forzar la reducción que se desea conseguir para equilibrar el mercado.

Las exportaciones de arroz de Camboya a la UE han crecido un 48% en ocho años y ya representa el 16% de la cuota de mercado, a consecuencia del régimen europeo de importaciones libre de aranceles 'todo salvo las armas', del que se beneficia Camboya en el marco del sistema comercial de preferencias de la UE.

Pero este trato de favor a un país tercero para apoyar su desarrollo está teniendo una contrapartida negativa: en los países de la UE se ha reducido un 42% la superficie dedicada a cultivar arroz y crece la superficie abandonada, porque no se puede competir con la producción a bajos precios sin las exigencias de la UE. Además existe la firme sospecha de que Camboya exporta más arroz del que tiene, compra a otros países para revender a la UE, lo que no sería aceptable.

Fotos

Vídeos