Arrocerías Pons eleva un 16% su facturación y alcanza las 70.000 toneladas en 2017

Paquetes de arroz en las instalaciones de la empresa valenciana Arrocerías Pons. / lp
Paquetes de arroz en las instalaciones de la empresa valenciana Arrocerías Pons. / lp

La interproveedora de Mercadona ganó un millón de euros el año pasado e invirtió más de dos en mejorar sus instalaciones

I. HERRERO

valencia. Arrocerías Pons, interproveedora de Mercadona con sede en Massanassa (Valencia), elevó un 16% su facturación el año pasado, hasta los 58 millones de euros, y alcanzó las 70.000 toneladas de arroz vendidas, un 5% más que un año antes, según informó ayer la compañía, que destaca que esas cifras consolidan su fortaleza y liderazgo.

La empresa, fundada en 1966 por José Pons Puchades y sus hijos José y Enrique, cerró 2017 con un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 2,6 millones de euros y un beneficio después de impuestos de 1,1 millones de euros. Ambas cifras, según sus responsables, confirman asimismo el impulso que la integración de Arrocerías Dorado, adquirida en 2015, dio a la actividad del grupo.

Arrocerías Pons generó veinte puestos de trabajo en 2017, cifra que supone un incremento del 20% de su plantilla, hasta las 115 personas.

Además, invirtió más de dos millones de euros en la mejora de sus instalaciones y en maquinaria para la optimizar la calidad de sus productos. En los últimos tres años, la compañía ha invertido en tecnología más de nueve millones, esfuerzo con el que se reivindica «a la cabeza del sector en lo referente a calidad y seguridad de sus productos».

Entre sus instalaciones de Massanassa y Don Benito (Extremadura), la empresa cuenta con una capacidad de envasado superior a las 80.000 toneladas de arroz blanco.

En 2017 reforzó su compromiso con el sector agrario español, al que compra el 95% del arroz. El 5% restante corresponde a importación de variedades que no se producen en España (basmati, jazmín y salvaje).

Además de apostar por el producto nacional, Arrocerías Pons siguió colaborando para mejorar la eficiencia y sostenibilidad del sector primario, a través de proyectos como el impulsado para la quema de paja de arroz. En quince días, esa iniciativa le permitió retirar más de 360 toneladas de paja de arroz en algo más de mil hanegadas cosechadas de la marjal de Massanassa, que supone el 50% de la superficie total del término. Según la firma, es una solución sostenible que reduce enfermedades en los cultivos y redunda en la calidad final del producto.

Pons también lanzó nuevos productos bajo la marca Hacendado, como el arroz JSendra (de origen valenciano y categoría extra) y el Siempre Suelto (redondo y no se pasa), que se suman al arroz para sushi y para risotto incorporados 2016. En paralelo, siguió con su actividad en mercados complementarios como los arroces de uso industrial y los derivados del arroz, así como en los mercados de exportación europeos.

Fotos

Vídeos