Las arcas públicas valencianas, entre las beneficiadas por el cambio de domicilio

Banco Sabadell. / lp

La Comunitat no recibe parte de Sociedades pero ingresará más por IVA, IRPF o actos jurídicos, mientras Alicante hace caja con el impuesto de actividades económicas

INÉS HERRERO Valencia. Viernes, 6 octubre 2017, 15:21

El traslado de la sede de Banco Sabadell a Alicante es sinónimo de buenas noticias para la Comunitat Valenciana, tanto a efectos de actividad económica como de retorno tributario. Con el cambio del domicilio social, y también del fiscal, según confirmaron a LAS PROVINCIAS desde la entidad, el Sabadell pasará a pagar los tributos autonómicos y municipales valencianos que le correspondan.

En cualquier caso, será el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien siga recibiendo la mayor parte de la carga fiscal que soporta la entidad, a través del Impuesto de Sociedades, que ingresa íntegramente el Estado y el año pasado supuso un desembolso de 303,5 millones de euros, frente a los 32,5 de 2015.Las vías por las que las arcas públicas valencianas obtendrán ingresos adicionales, que se podrán cuantificar a medida que se conozca el alcance definitivo del traslado, son básicamente los tributos autonómicos, como el de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, sobre todo en su modalidad de operaciones societarias, y aquellos estatales por los que el Estado le transfiere la parte de la recaudación pactada, un 50% en el caso del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y el relativo a la Renta de las Personas Fïsicas (IRPF), que ingresa dentro del modelo de financiación autonómica cuando se liquida, al cabo de dos años.

Así lo señala Miguel Ángel Galán, socio del área fiscal de Andersen Tax & Legal, que agrega al listado el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) que, aunque se tribute por cuota nacional, luego se distribuye entre los municipios donde tiene actividad. En este caso, el más que probable aumento de ingresos beneficiaría al Ayuntamiento de Alicante.En cuanto al IVA, Galán opina que «aun teniendo en cuenta que la mayoría de las operaciones financieras están exentas, muy probablemente será el impuesto que más impacto recaudatorio tenga». Por un lado por las operaciones que sí tributan, como los arrendamientos financieros (leasing), siempre que trasladen las filiales correspondientes, y, por otro, por la actividad económica que genera el banco y los previsibles encargos a empresas valencianas.

Si comprase un inmueble para mudarse allí, por ejemplo, abonaría el IVA si es nuevo (21%, que es deducible para la empresa) y el 1,5% por Actos Jurídicos Documentados, con el consiguiente ingreso del 50% para la Generalitat. Y si fuera de segunda mano, pagaría el Impuesto de Trasmisiones Patrimoniales, el 10% del valor abonado. Según apuntan desde la Conselleria de Hacienda, otra consecuencia que podría ser importante, y de la que se beneficia hoy Madrid, está relacionada con toda la actividad económica, personal y directivos de la entidad que trasladen su domicilio a Alicante y tributen allí IRPF y Patrimonio. Por el mismo sistema de obtener un 50% de la recaudación de IVA e IRPF dentro del modelo de financiación, la Generalitat sacará partido tributario del repunte del consumo del banco y sus empleados, desde las compras o alquileres hasta el gasto en hostelería. No obstante, también ese impacto dependerá del alcance definitivo de la mudanza. Para Blanca Ángel, socia del área de fiscal de Garrigues, a falta de saber qué se traslada y qué no, «el impacto no será muy relevante desde el punto de vista de la recaudación directa de los impuestos autonómicos y municipales» y se centrará, sobre todo, en las operaciones societarias como las reducciones de capital (las ampliaciones están exentas). En la misma línea se pronuncia Federico Varona, socio director de Varona Asesores, mientras que el exconseller Juan Carlos Moragues, hoy delegado del Gobierno, subraya los «importantes beneficios estadísticos, a efectos de PIB y recaudación, además del valor político y simbólico de regreso de poder financiero».

Secciones
Servicios