Antonio Mayor, presidente de la patronal Hosbec: «El boom turístico no nos deja ver las orejas del lobo de la competencia desleal»

Antonio Mayor, presidente de Hosbec.
Antonio Mayor, presidente de Hosbec. / Álex domínguez

El empresario advierte que los apartamentos ilegales pasarán factura cuando otros destinos extranjeros se recuperen

ELISABETH RODRÍGUEZ VALENCIA.

Los datos de ocupación hotelera en la Comunitat oscilan entre el 80% y el 90%, una buena noticia para el sector hotelero. Sin embargo, el presidente de la patronal hotelera de Benidorm, Costa Blanca y Comunitat Valenciana (Hosbec) señala que parte de esas cifras se deben a los turistas prestados de otros países en conflicto o amenazados por el terrorismo. «El día que el turismo abra de nuevo en Egipto y otros países árabes, esto bajará y nos daremos cuenta de la competencia desleal», alerta Mayor sobre la creciente presencia de apartamentos turísticos alegales, que cada vez ganan más terreno a los hoteles convencionales.

Hosbec cumple 40 años ¿qué balance hace de todo este tiempo?

-Somos un lobby que recuerda a la Administración sus obligaciones ante un sector tan estratégico como es el turismo valenciano. Ha habido mucha unión e implicación de todos los hoteleros; nos mantenemos con las cuotas de los asociados, que ahora representamos más de 75.000 camas. Por otro lado, ahora estamos entrando en Castellón. En poco tiempo, si no pasa nada, seremos la asociación hotelera por excelencia de la Comunitat.

«Los apartamentos ilegales copan el 50% del mercado en muchos destinos como Valencia»

«La información es la clave del éxito, nos ayuda a que la planta hotelera crezca y a conocer las tendencias»

-¿En qué estado se encuentra el turismo de sol y playa en Benidorm?

-Hay que ir con cuidado. Con la entrada de plataformas como Airbnb, se ha popularizado el sofá de casa y el sótano. Pese a ello, hemos ido subiendo de categoría y el mercado está respondiendo bien. Aún así, como siempre decimos, ese fenómeno de viviendas turísticas debe pagar también sus impuestos y jugar con las mismas reglas.

-La ocupación pasa del 80%, ¿cuánta cuota de mercado le comen las viviendas alegales a los hoteles?

-Los apartamentos ilegales copan el 50% del mercado en muchos destinos como Baleares, Barcelona, Valencia y Madrid. Es un sector con una velocidad de crecimiento que las administraciones no han sido capaces de acompasar. Hay mucho clamor por este asunto y se ve en primer lugar en los vecinos que aguantan fiestas de los turistas en pisos residenciales. El tema digital va muy por delante de la Administración. No obstante, el boom turístico que tenemos no nos ha dejado ver las orejas de ese lobo de la competencia desleal. El día que el turismo abra de nuevo en Egipto y otros países árabes, esto bajará y nos daremos cuenta de esa competencia desleal.

-¿Han notado algún cambio en el comportamiento del turista británico con el anuncio del Brexit?

-La verdad es que no. Ese lobo también está escondido detrás de los países que tienen problemas por terrorismo y nos han prestado muchos turistas británicos. De hecho, tenemos más británicos que nunca. Es un tema que va para largo; el viajero seguirá haciendo turismo, aunque la macroeconomía puede influir en el consumidor.

-En Hosbec acaban de crear un departamento para 'big data'. ¿De qué manera ayuda Internet a elaborar estrategias de promoción?

-Nos hacía falta ese departamento para tratar de entender las tendencias. Es un espacio cofinanciado con la Fundación de Turismo de Valencia y sirve de avanzadilla en un tema que llega para quedarse. La información es la clave del éxito, contribuye al crecimiento de la planta hotelera, se puede controlar la tendencia del gasto turístico, etcétera.

«Es precario debido a la estacionalidad. A nosotros nos interesa plantilla fija, que tenga solvencia»

-Hace unos meses advirtieron que saldrían del programa del Imserso si no subían los precios ¿qué expectativas tienen al respecto?

-Estamos trabajando con Servicios Sociales para ver qué concesiones se pueden hacer entre todas las partes con el fin de elaborar un programa que sea sostenible. No puede ser que nos cueste dinero, no es que queramos 50 euros de margen, pero al menos sí cubrir gastos.

-¿La turismofobia es una realidad? ¿A qué tienen miedo los residentes?

-Es el primer resultado de la economía colaborativa. Por ejemplo, en una urbanización normal, alquilas un chalet y quince chicos organizan fiestas y hacen mal uso del lugar y arman jaleo. Esto puede suceder también en una vivienda en una finca donde hay gente trabajadora. Luego, las leyes son muy laxas con elcivismo en la vía pública. Esto hay que ir penalizándolo como hacen muchas ciudades como Barcelona.

-La nueva ley de turismo incrementa las multas a plataformas como Airbnb y a dueños de este tipo de apartamentos...

-Estamos contentos con la Administración, ya que es muy participativa y somos corresponsables de las cosas que están haciendo. Tiene que ser así; lo público debe tener los pies en lo privado para equivocarse lo menos posible. Tengo un buen 'feeling' con Colomer y todo el equipo.

«El británico seguirá haciendo turismo, pero la macroeconomía puede influir en el consumidor»

-¿Una vivienda debe cumplir con las mismas condiciones que un hotel tales como recepción, escalera de incendios o ascensor?

-No creo que tengan que cumplir al 100% las mismas condiciones que un hotel porque las viviendas ya están hechas. Pero tendrán que ser flexibles en lo sustancial. Eso sí, debe equipararse a nivel fiscal, laboral, de seguridad, sanidad y estar dado de alta en un registro. En eso hay que ser tajantes.

-¿Plantean alguna estrategia para para combatir la precariedad laboral del sector?

-Precario es porque es temporal debido a la estacionalidad. Los hoteles cierran en invierno. No obstante, aquí en Benidorm el 70% son fijos y hemos subido un 8% los salarios a lo largo de los cuatro últimos años. La pregunta hay que hacérsela a las grandes cadenas. Por nuestra parte, nos interesa tener plantilla fija, que tenga solvencia profesional.

Fotos

Vídeos