El Ayuntamiento de Alicante recurre el decreto del Consell que limita la apertura de festivos

Una mujer pasa por delante de una tienda cerrada en Maisonnave./Dani Madrigal
Una mujer pasa por delante de una tienda cerrada en Maisonnave. / Dani Madrigal

El alcalde socialista Gabriel Echávarri entiende que la norma es «nula» y supone una discriminación para Alicante con respecto a la ciudad de Valencia.

El ayuntamiento de Alicante ha recurrido hoy en alzada el decreto aprobado por el Consell valenciano que limita la apertura comercial durante los festivos más allá del 15 de septiembre.

Tras participar en la presentación de la campaña de abonos de la Fundación Lucentum, el alcalde alicantino, el socialista Gabriel Echávarri, entiende que dicho decreto es "nulo" y supone una discriminación para Alicante con respecto a la ciudad de Valencia.

El recurso incluye una petición de suspensión cautelar del decreto, que si no es contestado en menos de un mes será efectiva, y el alcalde ha avanzado que si el recurso es desestimado, la ciudad acudirá, "seguro", a los tribunales.

Para argumentar la nulidad, el consistorio alicantino expone varios motivos, uno de ellos que no ha habido una reunión del consejo local de comercio que limite la apertura comercial en festivos entre el 15 de junio y 15 de septiembre.

Por su parte, la concejalía de Comercio y Hosteleria ha emitido un comunicado en el que señala que el recurso de alzada contra la decisión de la Consellería de Economía trata de evitar "graves perjuicios a los comerciantes y consumidores alicantinos".

En relación con lo anterior, la concejalía dirigida por Gloria Vara ha indicado que el cierre de los comercios de la ZGAT afectaría a los tres festivos de octubre (12, 15 y 22), coincidiendo con el gran evento deportivo de la Volvo Ocean Race, que se desarrollará en la ciudad en esas fechas.

"La resolución que se recurre ha omitido los festivos y solo ha citado los domingos en el periodo para el que se declara la Zona de Gran Afluencia Turística, algo que debe corregirse incluyendo también los festivos". según Vara.

Por tanto y apoyándose en el silencio administrativo positivo de la Generalitat de la solicitud de ZGAT planteada por el ayuntamiento en noviembre de 2016, la concejalía de Comercio fundamenta sus alegaciones en contra de la aprobación de la misma sin que ahora pueda la Consellería contradecir lo ya otorgado por silencio.

En segundo lugar, en el recurso interpuesto por el Ayuntamiento de Alicante se reitera la necesidad de que la Consellería respete el legítimo ejercicio de las competencias municipales en materia de comercio y horarios comerciales que les son propias, respetando, con lealtad institucional, la política comercial que el ayuntamiento considera más conveniente para el municipio, en beneficio del consumidor y defendiendo la conciliación laboral y familiar.

Estas alegaciones tienen como único efecto la posibilidad de apertura a los centros afectados hasta que se resuelva definitivamente el recurso, ya que esta ejecución provisional no puede ni debe determinar absolutamente la política comercial y de horarios en Alicante.

"El ayuntamiento alicantino pretende desestacionalizar el turismo en la ciudad y desterrar el tópico de sol y playa que parece querer perpetuar la Consellería con la fijación de libertad horaria únicamente en verano", según la nota.

En la misma línea, el consejo local de comercio solicitó expresamente en su última sesión la apertura de la ZGAT durante todo el año.

Por último, la resolución reitera en numerosas ocasiones la necesidad de apartarse de la posición municipal como consecuencia de la ejecución de la Sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Alicante.

El Recurso recuerda a la Consellería que la sentencia no es firme y que su ejecución es meramente provisional a la espera de que sea revocada por el Tribunal Superior de Justicia valenciano, tal y como espera el ayuntamiento con la apelación presentada, o confirmada por éste.

Fotos

Vídeos