Alarma al hallar un insecto que propaga la Xylella

Ninfas de 'Philaneus spumari' cubiertas de espuma protectora en unos cardos silvestres. / la unió
Ninfas de 'Philaneus spumari' cubiertas de espuma protectora en unos cardos silvestres. / la unió

V. LLADRÓ

valencia. La Unió de Llauradors ha lanzado la voz de alarma al detectar, en zonas del norte de la provincia de Alicante, la presencia del insecto 'Philaenus spumaris', uno de los vectores que propagan la enfermedad de la 'Xylella fastidiosa'. Como es sabido, la detección de esta dolencia en diversos campos de almendros viene provocando en los últimos meses el despliegue de operaciones de arranque de plantaciones, dentro del plan de la Conselleria de Agricultura de tratar de evitar que se extienda a otras zonas.

Con su alerta sobre el 'Philaenus', La Unió plantea «la urgente necesidad de actuar inmediatamente para reducir la población y evitar que se propague».

En medio del debate sobre si seguir aplicando, como hasta ahora, una estrategia de 'erradicación', que implica eliminar no solo los árboles infectados por Xylella, sino también todos los susceptibles de sufrir el mismo mal en cien metros alrededor, o bien cambiar a una política de simple 'contención', que consistiría en destruir únicamente los ejemplares que den positivo, La Unió advierte que «el verdadero problema se encuentra en estos momentos en los insectos vectores, y ahí se debe actuar de forma rápida y eficaz».

Asaja de Alicante y una plataforma de propietarios afectados quieren que la conselleria deje de aplicar la política de 'erradicación' y vaya a una mera 'contención', como se hace en Baleares. Todas las demás organizaciones agrarias (incluida La Unió) quieren que se mantengan las pautas de 'erradicación' al entender que es el único modo posible para frenar el avance de la Xylella.

No obstante, por encima de unas pautas u otras, eliminar los insectos propagadores, como el 'Philaenus' detectado ahora, resulta fundamental, y ahí incide La Unió al señalar que «este mes de abril es clave para controlarlos y actuar».

El 'Philaenus' segrega a principio de primavera una espuma que lo aísla de los cambios de temperatura y los depredadores. También se arrincona en especies herbáceas de los campos y sus lindes, para pasar a final de mes, en estado adulto, a los árboles que pueden infectarse de Xylella. Por eso es vital la labor preventiva de mantener los campos libres de malas hierbas que pueden actuar de reservorio del insecto.

Fotos

Vídeos