El Gobierno aceptará todas las solicitudes de plantación de viñedo para cava presentadas antes del viernes 29

Viñedos en el término de Requena, en una imagen e archivo./J. Peiró
Viñedos en el término de Requena, en una imagen e archivo. / J. Peiró

Los viticultores valencianos reclamaban poder aumentar la producción

EUROPA PRESSValencia

El secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Carlos Cabanas, ha asegurado este martes en Requena (Valencia) que su departamento aceptará todas las solicitudes de plantación de viñedo para cava presentadas antes del pasado viernes, fecha en la que se publicó en el Boletín Oficial del Estado la limitación del incremento de superficie, que se fija en 172,2 hectáreas para la Denominación de Origen.

Así lo ha asegurado en Requena, donde se ha reunido con representantes de agricultores, cooperativas y el sector del cava, en un encuentro en el que ha estado acompañado por el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues. Cabanas ha resaltado que este caso "no hay que plantearlo en términos de guerras entre zonas porque el cava es único" y abarca siete comunidades autónomas.

En contexto

En esta línea, ha precisado que todas las solicitudes que se hayan presentado antes de la fecha del viernes, aunque no se hayan replantado, "perfectamente son válidas" --no puede haber una restricción con "carácter retroactivo"-- y ha recalcado que esta es una de las conversaciones que mantuvo con responsables de la Conselleria de Agricultura de la Generalitat valenciana, con cuyo secretario general habló hace un mes y le trasladó la posición que el Ministerio entendía que era "lo mejor para una Denominación de Origen del prestigio que es el cava" y en la que "tenemos que ser lo suficientemente prudentes para no devaluarla".

A preguntas de los medios, el responsable del Ministerio de Agricultura ha explicado que lo que se ha acordado es establecer un crecimiento a nivel nacional del 0,52 --4.950 hectáreas para toda España-- y que se ha atendido en su totalidad a las alegaciones del Consejo regulador de La Rioja de crecimiento cero y parcialmente algunas de las recomendaciones del cava, en una decisión que ha precisado que se toma "exclusivamente para un año".

La voluntad, según ha dicho, es "mantener el mismo porcentaje de 0,52 para todo el viñedo español en crecimiento y aplicar la misma limitación al Cava porque el Gobierno entiende que se debe hacer un crecimiento ordenado y sostenible, que es lo que establece la propia legislación comunitaria". Así, ha insistido en que el reglamento comunitario establece como máximo la subida de hasta el 1%, algo que todas las comunidades autónomas, organizaciones agrarias, cooperativas o Federación Española del Vino apoyaron cuando se negoció la reforma de la OCM.

En esta línea, ha señalado que cuando la legislación se traslada a "actuaciones puntuales", se ha establecido a nivel comunitario y nacional, un crecimiento que sea "ordenado, moderado, que responda a expectativas de mercado y que no afecte a la devaluación o no de un determinado producto". Por ello, ha insistido en la limitación en este caso se debe a que "mientras estamos creciendo las ventas en la DO de en torno al 0,42%, el aumento de la superficie en 2017 ha sido del 6,5%, muy por encima de lo que somos capaces de vender".

«Vasos comunicantes»

Cabanas ha subrayado la importancia de que las distintas zonas donde se produce cava --siete CCAA-- "son vasos comunicantes" y ha recordado que "no todo lo que se produce en Requena se embotella en Requena, si no que se manda a otras zonas". "Es decir, evidentemente si todo lo que se produjera en Requena se vendiera en Requena, entiendo que podríamos estar limitando una expansión", ha dicho, pero ha añadido que la DO "es para siete comunidades" y engloba el movimiento de uva y mosto de unas zonas a otras.

Preguntado por si comprende el enfado de los productores que tienen otras expectativas, ha insistido en que el crecimiento hasta septiembre se situó en el 6,5%. "Estamos convencidos de que, con todas las solicitudes (hasta el viernes), estaremos llegando casi a 4.500 hectáreas solamente en la DO Cava cuando a nivel nacional la limitación total son de 4.250".

«Trato razonable»

Por ello, a su juicio, se ha hecho un "trato razonable", aunque las expectativas "siempre están ahí". El Ministerio calcula que entre todas las zonas del cava se puede hablar de un crecimiento del 11/12% "cuando las ventas a nivel del cava crecen por debajo del 0,5%" y ha abogado así mismo por que las decisiones se tomen a largo plazo y no a corto, para evitar que se vuelvan en contra de la propia DO.

Así, dice, si bien hay un potencial de 32.000 hectáreas que se podrían convertir en superficie de cava, "a lo mejor dentro de unos años, con ese crecimiento, devaluaríamos el precio de la uva". Todo esto hay que tenerlo en cuenta", ha incidido, para negar que se trate de una "decisión unilateral".

En esta línea, ha avanzado que quieren reunirse y sentar a todos los implicados "para hacer un análisis real de la situación" y ver que se quiere hacer con el cava, "entendiendo que todos los agricultores y bodegas están en su derecho de trasladar al Ministerio su opinión".

Por su parte, Moragues ha subrayado que todas las partes asistentes a la reunión han salido "satisfechos" del encuentro porque se les ha escuchado y atendido y por el compromiso del Ministerio de autorizar todas las peticiones de solicitudes de replantación ya presentadas, lo que es una "gran noticia" para el cava del Requena. Además, ha resaltado que de este modo se atiende a" la necesidad de un crecimiento ordenado, para evitar un exceso de oferta, lo que provocaría reducción de precios y pérdida de calidad".

Fotos

Vídeos