Las Provincias

Los análisis de Xylella dan negativo en la Comunitat Valenciana

  • La raza de la bacteria detectada en Mallorca parece que sólo afecta a cerezos y adelfas, no a olivos y otras especies

La consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, ha informado a los productores agrícolas y a los viveristas sobre los resultados negativos obtenidos en la búsqueda de la bacteria Xylella Fastidiosa en la Comunitat Valenciana.

Durante una reunión de la Mesa de Sanidad Vegetal, convocada para dar a conocer al sector la información actualizada sobre el seguimiento del caso de Xylella detectado en Porto Cristo, junto a Manacor (Mallorca), Cebrián ha destacado el trabajo conjunto con el Ministerio de Agricultura, el Gobierno autonómico de las Islas Baleares y también con el de Catalunya, debido a que el plantón de cerezo infectado procedía de un vivero en Alcanar (Tarragona), que a su vez tiene parcelas de producción en el Baix Maestrat.

La consellera indicó que su departamento, tras recibir el aviso, reaccionó de inmediato, siguiendo los protocolos establecidos. También explicó que desde que se puso en marcha el intenso sistema de vigilancia, en julio pasado, se han hecho más de 800 análisis. También afirmó que, si bien las determinaciones realizadas hasta ahora han resultando negativas, la persistencia del grave riesgo requiere continuar con las medidas previstas en el plan de contingencia.

Las actuaciones adicionales han consistido en la toma de 129 muestras en cítricos, almendros, cerezos y adelfas en el vivero de Alcanar del que partieron los plantones a Manacor. Además se han muestreado 50 puntos en parques, jardines y caminos de poblaciones del Baix Maestrat, principalmente ejemplares de Nerium, Rosmarinum, Laurus nobilis, Quercus, Olea, Spartium y Prunus avium. Asimismo, en la red de 19.600 trampas que tiene la conselleria en campo se han examinado intensamente las situadas al norte de la provincia de Castellón y tampoco se han capturado insectos vectores que propagan la Xylella.

La raza de la bacteria detectada en Manacor parece que sólo afecta a cerezos y adelfas, no a olivos, que son los más dañados en Italia, ni a otras especies. No obstante, la facilidad en cruzar fronteras con plantas, frutos y flores sin controlar mantiene en alerta a todos los sectores implicados.