Las Provincias

Nuevo plan de ayudas para modernizar explotaciones agrarias

Agricultores recolectan uva de mesa en Monforte del Cid, en la comarca alicantina del Medio Vinalopó. :: álex domínguez
Agricultores recolectan uva de mesa en Monforte del Cid, en la comarca alicantina del Medio Vinalopó. :: álex domínguez
  • Se orienta a solicitantes profesionales y tendrán prioridad los jóvenes, las mujeres, las zonas desfavorecidas o los cultivos ecológicos

  • La Conselleria de Agricultura pone en marcha un programa dotado con 53 millones de euros para los próximos cuatro años

La Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural ha publicado (DOGV del día 11) la orden de bases para solicitar las ayudas a las inversiones en explotaciones agrarias enmarcadas dentro del Plan de Desarrollo Rural (PDR) 2014-2020. La primera convocatoria se publicará próximamente y contará con una partida de 15 millones de euros, estando previsto que se puedan beneficiar unos 600 agricultores.

Hacía tres años que no se convocaban estas ayudas para la modernización de explotaciones agrarias. La última vez fue en 2013, dentro del anterior PDR (2007-2013), y contó con una dotación de sólo 7,5 millones de euros, de los que se beneficiaron 255 agricultores. De ahí que el actual equipo de la conselleria destaque que los números actuales se duplican, y no solamente eso, sino que se cuenta con una dotación de 53 millones de euros que asegura futuras convocatorias en años sucesivos, hasta 2020. Tal presupuesto esta cofinanciado por la propia Generalitat, el Gobierno central y la UE (Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural).

Como es obvio, el objetivo es ayudar a que los beneficiarios mejoren el rendimiento global y la sostenibilidad (económica y ambiental) de sus explotaciones agrícolas.

En este sentido, entre los criterios de prioridad de las solicitudes fija la normativa que se considerará la dedicación de la explotación a la producción ecológica, la acogida a figuras de calidad diferenciada y la ubicación en zonas con dificultades naturales u otras limitaciones que dificulten su desarrollo, así como si los solicitantes son mujeres o jóvenes agricultores.

Planes de actuación

Los solicitantes deben ser agricultores profesionales o entidades asociativas con personalidad jurídica que cumplan la definición de pyme, cuya actividad principal sea la agraria y en las que al menos uno de los socios sea agricultor profesional por su trabajo en la entidad. Deberán presentar un plan de mejora de la explotación en el que se recojan las actuaciones previstas, así como su justificación técnica. Mediante este documento deberá también justificarse la sostenibilidad y viabilidad económica del proyecto.

Como novedad respecto a lo acostumbrado en periodos anteriores, estas ayudas van a concederse exclusivamente como subvenciones directas, no a minorar intereses de créditos, y en función de las características de cada solicitante y de su tipo de explotación se cubrirá un porcentaje entre el 35% y el 55% de los gastos e inversiones subvencionables.

Las principales actuaciones susceptibles de contar con este apoyo son: construcción o adquisición de bienes inmuebles; implantación y reestructuración de cultivos permanentes distintos de los cítricos; modernización de instalaciones de riego que acrediten un ahorro efectivo del consumo de agua; compra de maquinaria, vehículos de carga y transporte; inversiones en equipos de acondicionamiento; comercialización y transformación de productos de la propia explotación; instalaciones que reduzcan el impacto medioambiental de la actividad de la explotación o incrementen su eficiencia energética; compra de terrenos hasta un máximo del 10% del importe total de las inversiones incluidas en el plan.