Las Provincias

El campo pide a la UE tomar represalias si hay restricciones

  • La asociación es partidaria de que responda con la misma moneda proteccionista al país norteamericano

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA) teme el perjuicio que puede ocasionar al campo valenciano la subida de aranceles anunciada por Trump. Ante esta amenaza, la organización es partidaria de que la Unión Europea tome cartas en el asunto y responda con la misma moneda proteccionista al país norteamericano.

«Lo que hemos oído es absolutamente preocupante y perjudicial para la economía valenciana. En caso de que se implante ese proteccionismo, sería deseable que la Unión Europea contestase con las mismas armas», afirman desde la patronal agraria de la Comunitat, que afea la actidud del candidato republicano durante la campaña: «Pensamos que ese no es el camino por el que debe ir el mundo».

Precisamente, el campo valenciano carga con varios lastres a sus espaldas y se enfrenta a un complicado mapa comercial derivado de cuestiones geopolíticas como la del veto ruso a las exportaciones europeas o el reciente acuerdo que favorece a los cítricos de Sudáfrica en detrimento de los valencianos. Por ello, no está en condiciones de sumar otro frente como el que pueden suponer mayores barreras por parte de uno de los países más potente para sus exportaciones.

«Trump va más allá que de frenar el tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos. Es preocupante su planteamiento de política comercial porque propone una reversión», lamentan desde AVA. Sin embargo, al igual que el resto de sectores, el agrario prefiere esperar para ver cómo se desarrollan los acontecimientos. «No es lo mismo lo que se dice en campaña que gobernar», concluyen.