Las Provincias

Compromís presenta una propuesta contra la precariedad que crean muchas ETT en el campo valenciano

  • El diputado autonómico Josep Nadal denuncia que se producen «algunas de las situaciones laborales más injustas y que más se acercan a lo que se denomina esclavitud moderna»

El diputado autonómico de Compromís en las Corts Valencianes Josep Nadal ha presentado una propuesta para que la cámara autonómica se posicione "contra la precariedad y la explotación laboral que muchas Empresas de Trabajo Temporal (ETT) y de servicios están creando, desde hace años, en el campo valenciano, sobre todo en el sector de la recolección de cítricos".

Según ha indicado el parlamentario, se da la circunstancia de que en el campo se producen "algunas de las situaciones laborales más injustas y que más se acercan a lo que se denomina 'esclavitud moderna' de todo el panorama laboral del Estado".

Nadal ha indicado que "más del 50 por ciento de los recolectores son contratados por estas empresas de trabajo temporal, y de este 50%, alrededor del 60%, son trabajadores inmigrantes cuya explotación llega, en algunos casos, hasta el punto de vivir amontonados en viviendas del mismo propietario que la ETT, con alquileres abusivos que se descuentan de su salario".

"El caso de las ETT afecta a todos los trabajadores del sector, sin discriminaciones, puesto que consolidan situaciones injustas que provocan que una persona que trabaja para una ETT cobrará mucho menos por el mismo trabajo que realiza cualquier otra persona que lo haga para una empresa privada", ha manifestado.

En esta línea, ha recalcado que estas diferencias de sueldo "llegan a un punto que, por la misma cantidad recolectada, una persona contratada por una ETT puede llegar a percibir hasta más del 26% menos que una persona contratada por un almacén, cosa que significa un fraude a la Seguridad Social, puesto que las ETT modifican las horas de trabajadas rebajándolas en la declaración".

"Así una persona que ha trabajado de sol a sol toda la semana puede ver reducidas sus horas trabajadas hasta sólo seis días al mes", ha precisado, para añadir que este "engaño a la Seguridad Social es posible porque las ETT facturan el global de los kilos recolectados sin especificar el número de trabajadores empleados, cosa que sirve a las empresas que contratan mediante ETT para ahorrar costes, puesto que no tienen que pagar los días trabajados" por los recolectores.

Según ha relatado, "es tan injusto este sistema como que cuadrillas de 'collidors' son obligados a recoger más del 160% de kilos por trabajador que en una empresa privada y pueden llegar a cobrar un 57% menos de lo que marca el convenio. Se están produciendo casos de sueldos brutos de 20 euros al día por más de 10 horas de trabajo, hasta casos de nóminas en negativo en que es la persona contratada quién tiene que pagar a la empresa".

A juicio del diputado, la situación "se debe al hecho de que, además de pagar salarios por debajo de convenio, se les cobran conceptos como el alquiler de las herramientas, el transporte o el lugar donde viven, incumpliendo en todo el convenio del sector, puesto que el desplazamiento tiene que ir a cargo de la empresa o pagar por kilómetros realizados".

16 empresas expedientadas

El diputado señala que la temporada pasada la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo tomó medidas que la llevaron a expedientar 16 empresas, entre ETT y empresas de servicios, con la catalogación de infracción muy grave con sanciones que van desde los 6.000 a los 190.000 euros "por contratar 10.000 'collidors' pagándoles la mitad del sueldo".

"Con nuestra propuesta pedimos al Consell que, en virtud de las pocas competencias que tiene en este tema, continúen y aumenten las inspecciones y las sanciones. Además, pedimos al Gobierno español que en virtud de sus competencias refuerce la dotación económica y de personal para la Inspección de Trabajo, aumente la cuantía de las sanciones imponibles, hoy por hoy muy bajas, y derogue la reforma laboral de 2012 que está produciendo estas situaciones tan vergonzosas", ha dicho.

Compromís expresa su rechazo y condena a "estas prácticas inhumanas, apoyamos a nuestros 'collidors'" y ha hecho un llamamiento a los almacenes y comercios "para que no trabajen con ETT o empresas de servicios que no respetan los derechos de los trabajadores del campo, en caso contrario que se atengan a las consecuencias", ha advertido.