Las Provincias

El 2,4-D vuelve a ser autorizado y ya no es peligroso

El producto 2,4-D, cuyo uso dejó de estar permitido en cítricos, según se dijo entonces debido a su peligrosidad, ha vuelto a quedar autorizado recientemente, por lo que puede usarse de nuevo. Eso sí, ahora le cuesta al agricultor más del cuádruple de lo que valía antes: del orden de 130 euros por litro. Es una fitohormona que se utiliza básicamente para inducir mayor resistencia en las naranjas maduras para que no se desprendan anticipadamente del árbol. Una empresa de fitosanitarios ha invertido en solicitar los permisos y Bruselas se lo ha aprobado. No era cuestión de salud, sino de dinero.