Las Provincias

Compromís presenta en el Senado una moción para defender los cítricos valencianos ante el acuerdo de la UE con Sudáfrica

  • La coalición ha presentado esta propuesta a petición de La Unió de Llauradors

Los senadores de Compromís Carles Mulet y Jordi Navarrete han registrado este lunes una moción ante la comisión de Agricultura del Senado en la que se insta al Gobierno de España a firmar un protocolo de relaciones comerciales que contemple al menos cinco puntos que salvaguarden el cultivo de los cítricos en el ámbito de la Unión Europea en general y del Estado español en particular, tras los acuerdos europeos con Sudáfrica.

Mulet, portavoz del Grupo Mixto en la Comisión Agricultura, ha explicado que la coalición ha presentado esta propuesta a petición de La Unió de Llauradors, y se encuadra en una serie de iniciativas políticas desde la Cámara Alta "ante esta nueva agresión al campo valenciano". "Hemos registrado una batería de preguntas, y pedido que comparezca la ministra, a pesar del bloqueo institucional al que el PP condena al Senado al impedir que los miembros del Gobierno en funciones den explicaciones ante la Cámara", ha criticado.

La moción explica que el nuevo acuerdo de Asociación Económica entre la Unión Europea y los Estados del AAE de la SADC, y básicamente en lo que se refiere a las relaciones comerciales con Sudáfrica, aprobado por el Parlamento Europeo el pasado día 14 de septiembre, "pone en peligro el futuro de los productores de cítricos españoles".

Hasta este año, el período de importación de cítricos procedentes de Sudáfrica finalizaba el 15 de octubre, pero el nuevo Acuerdo de Asociación Económica entre la Unión Europea y los Estados del África Meridional amplía el mismo hasta el 30 de noviembre "con una progresiva disminución anual de los precios de entrada hasta su total desaparición en 2025".

Según el sector, la ampliación de este período de importación "supone la posibilidad de entrada de altos volúmenes de cítricos en los últimos días de esas nuevas fechas, de forma que provoquen la presencia de naranjas sudafricanas en los mercados hasta más allá de Navidad, con clara afección directa a las producciones españolas, afectando directamente a las producciones de la variedad navelina e indirectamente al resto de mandarinas de mediana estación".

La posibilidad de entrada de naranjas procedentes de Sudáfrica durante un mes y medio más es "una herramienta evidente de presión de los precios a la baja en origen y, por tanto, perturbadora del mercado", sostienen, para añadir que además está la "amenaza" fitosanitaria porque en Sudáfrica está presente la plaga de la "mancha negra" de los cítricos "sin presencia afortunadamente en la citricultura europea".

Durante 2015 se detectaron en la Unión Europea 45 envíos de cítricos procedentes de Sudáfrica con presencia de agentes nocivos, 16 de los cuales eran del vector que provoca esta enfermedad.

El protocolo pide establecer cupos de importación "regresivas" en los que las mayores cantidades de importación "se establezcan los meses de junio a septiembre y a partir del mes de octubre vayan descendiendo progresivamente los volúmenes de cítricos importados a niveles que no perturben el mercado comunitario cuando entren en comercialización las variedades europeas".

Asimismo, incluye la petición de un establecimiento de un único puerto de entrada de cítricos procedentes de Sudáfrica a la Unión Europea y, preferiblemente, en el puerto de Valencia o de Castellón por su proximidad a los puntos de reexportación a los mercados comunitarios; inspectores fitosanitarios especializados en plagas y enfermedades de cuarentena en estos puertos y determinar "rigurosamente que los envíos están acompañados de los certificados o marcas exigidos en la normativa", entre otros.