Las Provincias

Las plagas han incrementado un 10% el coste de producir el arroz en Valencia

Las plagas han incrementado un 10% el coste de producir el arroz en Valencia

  • La actual campaña, que arrancó hace unos días, emite síntomas alarmantes que amenazan con que el balance final del ejercicio sea muy negativo

Un informe elaborado por los servicios técnicos de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) revela que la creciente propagación de plagas y enfermedades en los arrozales de la Comunitat Valenciana, ha incrementado los costes de producción un 10,5% respecto al año pasado.

Según ha informado AVA-Asaja, la actual campaña arrocera, que arrancó hace unos días con la tradicional fiesta de la siega, emite síntomas alarmantes que amenazan con que el balance final del ejercicio sea muy negativo tanto desde una perspectiva económica como desde el punto de vista de la sanidad vegetal del cultivo.

Los gastos que acarrea el cultivo han pasado de una media de 3.878 euros por hectárea a 4.218 y la causa principal que explica ese encarecimiento es el aumento de las cantidades destinadas a productos fitosanitarios contra las plagas y a la mano de obra para arrancar las malas hierbas.

A esa escalada de los costes de producción hay que agregar que los precios de mercado son idénticos a los del año pasado al situarse de nuevo en 0,29 euros por kilo y la previsible reducción de cosecha que sufrirán esta campaña los arrozales valencianos como consecuencia de los ataques de plagas y enfermedades.

El estudio de AVA-ASAJA señala que las pérdidas económicas que tendrán que afrontar este año los productores de arroz podrían situarse en torno a 5 millones de euros.

La organización agraria ha indicado que la cifra final podrá determinarse con mayor exactitud cuando concluyan, en torno al 15 de octubre, las tareas de la siega y se aprecie entonces el alcance real de los daños ocasionados por el hongo de la Pyricularia, la enfermedad de la esclerotinia y otras fisiopatías, así como por las malas hierbas.

Según las primeras estimaciones, la caída de producción se concretará en un 10 % respecto al curso anterior, con lo cual, y si se tiene en cuenta que el descenso de la cosecha ya fue del 10 % en la última campaña, a lo largo de dos años el sector arrocero de la Comunitat Valenciana habrá perdido un 20% de su capacidad productiva y pasaría de las 120.000 a las 100.000 toneladas de la actual temporada.

"Es evidente que el cultivo del arroz se está deteriorando y es preciso actuar", ha señalado el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, que ha pedido unir esfuerzos entre las Administraciones y los expertos para buscar soluciones.

La organización agraria ha pedido a las administraciones públicas que faciliten la aprobación de materias activas contra las plagas, puesto que las políticas prohibicionistas de Bruselas están dejando indefensos a los agricultores.

Propone también crear un grupo multidisciplinar de trabajo en el que esté representado el sector, la Conselleria de Agricultura y las universidades con el objeto de dotarnos de los instrumentos necesarios para abordar los nuevos retos que tiene planteados el sector arrocero.