Las Provincias

Ximo Puig reclama al Gobierno compensaciones para agricultores afectados por la entrada de cítricos africanos

  • El presidente anuncia una reunión la próxima semana con el sector agrario y de la distribución para abordar este tema

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado que el Consell "reclamará con fuerza" al Gobierno central compensaciones para los agricultores valencianos afectados por la comercialización en la Comunitat de cítricos procedentes del sur de África.

Así lo ha destacado Puig en la sesión de control del pleno de las Corts tras una pregunta formulada por el portavoz de Podemos, Antonio Montiel, sobre qué medidas ha previsto el Consell para paliar los efectos negativos que deberán afrontar los productores valencianos de navelina y otros cítricos "ante una competencia que les sitúa en indefensión", tras la decisión del Parlamento Europeo de mejorar el acceso comercial de la entrada de los productos procedentes del sur de África.

Ximo Puig ha destacado la importancia que tiene el sector agroalimentario "en el proceso de reconstrucción de nuestro tejido productivo" y, al respecto, ha asegurado que la agricultura y toda la cadena de manipulación, distribución y comercialización de productos suponen 16 por ciento del PIB valenciano y el 14 por ciento del empleo.

Del mismo modo, ha indicado que en 2015 las exportaciones agrícolas valencianas sumaron 5.839 millones de euros, un 12 por ciento más, y "representan un 20 por ciento de todo lo que exportamos". En esta línea, ha dicho que la Comunitat Valenciana es la tercera autonomía que más exporta y, en el caso de los cítricos, representa el 78 por ciento de las exportaciones de toda España.

Según el jefe del Consell, es "especialmente importante analizar, actuar y defender" a los agricultores. Por ello, ha destacado que la decisión del Parlamento Europeo de permitir el acceso comercial de la entrada de productos procedentes del sur de África "nos preocupa, especialmente en un año en el que se espera una campaña con cosecha elevada", lo que puede "afectar a la rentabilidad". Además, ha indicado que no solo supone "un problema económico" sino también por lo referente a la "laxitud fitosanitaria".

«Preocupación»

Puig ha destacado que la Generalitat trasladó su "preocupación" a todos los eurodiputados valencianos y votaron en contra de esta medida, y "se ha conseguido el compromiso de realizar un estudio" del impacto que puede tener. Sin embargo, ha criticado que "en esta posición de firmeza nos hemos encontrado desamparados por el Gobierno central que no ha mostrado ningún interés ni preocupación".

El 'president' ha asegurado que el Consell "reclamará con fuerza" al Gobierno que ponga en marcha compensaciones a los agricultores afectados y "si hace falta irá en rescate de los agricultores". "Lo que esté en nuestros manos lo vamos a hacer", ha resaltado.

Asimismo, ha avanzado que la próxima semana se celebrará la segunda reunión con el sector agrario para abordar esta problemática y que a este nuevo encuentro se convocará también al sector de la distribución".

También ha dicho que convocará a los eurodiputados valencianos "para coordinar una política activa en defensa de la agricultura valenciana" y, además, ha destacado que la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, aprovechará su viaje a Bruselas de la semana que viene para mantener otra encuentro con varios grupos parlamentarios, para que "las consecuencias sobre la agricultura mediterránea se tengan en cuenta".

"Situación tremendamente grave"

Antonio Montiel ha advertido de que la entrada de productos africanos "coloca a la agricultura española y fundamentalmente a la agricultura valenciana en una situación tremendamente grave".

El síndic de Podemos ha reclamado la reforma del Instituto Valenciano de Inversiones Agrarias (IVIA) "para llevar a cabo las inversiones necesarias para una reconversión varietal y cubrir todo el calendario de comercialización".

Relevo generacional

Además, ha instado a la compra pública de productos de proximidad, para los comedores que dependen del Gobierno valenciano; que se potencien los mercados de proximidad; y que se apuesta por ciclos de Formación Profesional sobre agricultura para garantizar "el relevo generacional en el campo valenciano".

Sobre este último punto, Puig ha explicado que este año han abierto ciclos de Formación Profesional que "desgraciadamente no se han cubierto", ya que ha manifestado que "si no se puede vivir del campo nadie quiere se agricultor".