Las Provincias

La DO Utiel-Requena lamenta que le usurpe viñedos la de Valencia, que lo niega

Viñedo de la variedad bobal, que está hoy en alza en la Denominación de Origen Utiel-Requena. :: lp
Viñedo de la variedad bobal, que está hoy en alza en la Denominación de Origen Utiel-Requena. :: lp
  • José Miguel Medina reivindica la defensa del territorio vitícola propio, en contra de la inclusión de todos sus productores en la DO valenciana

valencia. Lejos de remitir, el enfrentamiento entre las denominaciones de origen vinícola de Utiel-Requena y de Valencia sigue enquistado, tras recurrir la primera al Tribunal Supremo por lo que considera un trato discriminatorio que afecta a sus intereses, después de que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana fallase en favor de la segunda.

En la cuestión a debate se entrecruzan intereses económicos pero sobre todo sentimientos. El presidente de Utiel-Requena, José Miguel Medina, ha declarado a este periódico que «lo único que nosotros pretendemos es mantener nuestra personalidad y defender nuestro patrimonio vitivinícola diferenciado».

Desde esta DO se acusa a la de Valencia de querer abarcar en ella a la de Utiel-Requena, y para mostrar la supuesta intencionalidad señalan que ha incluido a todos los productores de vid de los nueve municipios de Utiel-Requena «sin consultar a nadie». Desde el otro lado, el presidente de la DO Valencia, Cosme Gutiérrez, niega que las cosas sean así y señala que no hay más listado de productores que «el del registro vinícola, que corresponde a la Conselleria de Agricultura; nosotros no tenemos ninguna intención de nada, ni hemos cometido irregularidad alguna, y los tribunales nos dan la razón en nuestro proceder».

El problema de fondo se entremezcla con los intermitentes anuncios que se han hecho en los últimos años desde diversas instancias sobre la posible conveniencia de que las tres DO existentes (también la de Alicante) y la naciente de Castellón se agruparan bajo el gran paraguas de la marca Valencia, al suponerse que éste es un nombre internacionalmente más conocido y de esta manera se favorecerían las exportaciones. A ello se ha respondido reiteradamente que no desde Alicante y Utiel-Requena.

Sin embargo existen acuerdos firmados entre cada una de estas DO y la de Valencia para permitir el traspaso de vinos de una a otra, según conveniencia comercial de cada momento. Esto representa en la práctica que grandes bodegas de Valencia puedan comprar graneles con DO en las otras dos y embotellarlos con la etiqueta de la DO Valencia. Es perfectamente legal y está totalmente reconocido por las autoridades de la Generalitat, el Gobierno central y la Comisión Europea.

Desde la DO Utiel-Requena se indica que con este tipo de acuerdo se favorece sobre todo que otras bodegas puedan disponer de vino de su Bobal, que es ahora una variedad renacida y que va al alza. Desde la de Valencia se indica, en cambio, que lo que se consigue de esta forma es dar mejor salida comercial al vino, al tiempo que se recuerda que en Utiel-Requena sigue siendo menor la producción que se embotella y que la colaboración se inició a raíz de una normativa anterior, hoy derogada, que imponía unos mínimos de embotellado para que una DO pudiera mantenerse como tal.

Sea como sea, lo evidente es que cada una de las partes considera que con sus acciones favorece a la otra. Puro cóctel de sentimientos mezclados con los intereses meramente económicos, lo que seguramente precisará altas dosis de diplomacia para buscar el deseable acercamiento y la normalización.

Medina insiste en que «valencianos somos todos, no unos de primera y otros de segunda, y pedimos respeto; una cosa es trasvasar vinos y otra perder nuestro territorio».

No obstante, Gutiérrez advierte que la adscripción y el trasvase de vinos «siempre es voluntario, nadie impone nada», y deja entrever que la DO Valencia busca en estos momentos otras salidas comerciales para evitar en el futuro estos choques de difícil superación.