Las Provincias

Bruselas avala el decreto de la estiba pero no indulta a España y deberá pagar una multa

Asamblea de estibadores celebrada ayer en el Puerto de Valencia. :: damián torres
Asamblea de estibadores celebrada ayer en el Puerto de Valencia. :: damián torres
  • Las empresas del Puerto de Valencia han perdido dos millones de euros y diez mil contenedores en tres días de huelga encubierta

El conflicto de la estiba ha sido engullido por el 'efecto tertulia' y ya nadie sabe si España tiene que pagar una multa, dos, ninguna, de cuánto podrían ser... O si Bruselas tiene que pagar a España por las molestias ocasionadas. Más allá de la rumorología, lo que sí es cierto es que el Gobierno español deberá pagar una multa sí o sí por haber incumplido desde hace años la legislación comunitaria en relación al sector de la estiba. Ahora, por fin, hay real decreto y éste ha sido convalidado a su vez por el Congreso. La Comisión ha dado su OK pero no ha otorgado su indulto. No hay absolución. Bruselas pide en torno a 24 millones de euros pero esta cantidad depende de la sentencia que el Tribunal de Justicia de la UE emitirá antes de final de año, en torno al verano.

Como reiteraron ayer fuentes comunitarias, el recurso interpuesto en 2013 no va a ser retirado y este movimiento, ojo, era la única posibilidad de que España quedase completamente absuelta. La otra, obviamente, es que los jueces digan que Bruselas no lleva razón, pero es más que improbable ya que el propio TJUE dictaminó en diciembre de 2014 que el modelo español era ilegal. Es decir, que todos los españoles deberán pagar una cantidad por dilucidar que en teoría se parecerá bastante a esos 24 millones.

El Gobierno, con mayoría absoluta, tenía hasta febrero de 2015 para cumplir el fallo, pero no lo hizo, y Bruselas volvió a la carga en 2016 con un recurso en el que propone dos tipos de multas. Sí, «propone», ya que las cuantías pueden aumentarse o reducirse en función de agravantes o atenuantes. La primera, de 27.552 euros al día, desde la primera sentencia, el 11 de diciembre de 2014. Es de aquí de donde sale el cálculo de 24 millones del que se habla. Respecto a la segunda multa, sería de 134.107,2 euros diarios desde el día en que se dicte la segunda sentencia. He aquí la sanción de la que se va a librar España tras sacar adelante la reforma. Esto es lo que va a informar la Comisión Europea al TJUE, que se tenga en cuenta que España ha cumplido y no es necesario dar una vuelta de tuerca al proceso de sanción. Es decir, que sólo debe dirimir sobre el núcleo central del caso, la multa de 27.552 euros diarios propuesta por el Ejecutivo.

Todo está abierto y no está ni mucho menos cerrado que sean 24 millones la cifra a pagar. El mejor precedente ocurrió con la devolución de las llamadas vacaciones fiscales vascas. La Comisión pidió que la multa fuese de 64,5 millones pero los jueces la dejaron en 30 por diferentes atenuantes. Así que más allá del 'efecto tertulia', lo que está claro es que salvo milagro, habrá multa y aún se desconoce de cuánto.

A falta de que la justicia europea decida sobre la magnitud del disgusto, las empresas del Puerto de Valencia anunciaron ayer que han perdido 10.000 contenedores y dos millones de euros en tres días por la huelga encubierta de la estiba.

Adiós a la productividad

Según las gestoras de las terminales, la productividad cayó un 30% por la ralentización intencionada del ritmo de carga y descarga de contenedores, la temida marcha lenta que se propaga entre recintos la semana de la validación de la reforma y que, en febrero, se saldó con unas pérdidas de 32 millones de euros.

Fuentes portuarias indicaron a LAS PROVINCIAS que a las nuevas pérdidas en contenedores acumuladas de martes a jueves, habría que sumar el perjuicio a transportistas y empresas consignatarias y transitarias. Y la factura aumentará más aún con los datos de la jornada ayer, que arrancó con un ritmo inferior al habitual y paró en seco de una a tres de la tarde, con motivo de la nueva asamblea de los estibadores.

Volvieron las colas de camiones en los accesos, aunque de menor calado que el martes. Fuentes portuarias confirmaron cierta mejoría en la vuelta al trabajo de los estibadores, sobre todo tras el anuncio de patronal y sindicatos de que se reunirán el lunes para intentar evitar la huelga, que arrancaría el miércoles para protestar por una reforma que, a su juicio, no garantiza los empleos.

Con el alarmante precedente de los 100.000 contenedores perdidos hace meses, los empresarios valencianos condenan la nueva «huelga encubierta e ilegal» y la patronal azulejera advertía ayer de que puede sembrar «un caos», con «cierres de hornos y pérdidas de mercados».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate