Las Provincias

Agricultura rechaza el 65% de las solicitudes de ayudas de jóvenes agricultores

  • La conselleria argumenta la falta de presupuesto y AVA critica que no se cumplan los constantes anuncios oficiales que postulan un cambio generacional en el campo

La Conselleria de Agricultura sólo ha aprobado 244 solicitudes de ayudas de jóvenes agricultores para incorporarse al campo. Esta cifra representa sólo un tercio de las presentadas en 2016 que cumplían las condiciones requeridas, que fueron 715. De estas, 471, que representan nada menos que el 65,8%, han sido rechazadas, pese a reunir los requisitos básicos, y en todo caso tendrán que esperar a otra convocatoria.

En principio fueron 918 los jóvenes solicitantes de estas ayudas. De ellos, 123 expedientes fueron descartados por la conselleria al no cumplir las condiciones básicas de la convocatoria; más hubo otros 80 casos en los que desistieron los propios interesados.

Quedaron así 715 que cumplían los requisitos, pero no había dinero para todos (sólo se disponía de 10 millones de euros para dicha anualidad), por lo que había que imponer otras condiciones de selección, también previstas en la normativa: un sistema de asignación de puntos preferenciales, de lo que derivó esa cifra final de 244 solicitudes aprobadas definitivamente, que serán las que, si todo sale bien y sus beneficiarios realizan oportunamente las inversiones previstas, recibirán las ayudas pertinentes: entre 20.000 y 70.000 euros, según cada caso (la media es de 40.983 euros, resultado de dividir los 10 millones entre los 244 casos aprobados).

El sistema de asignación de puntos, previsto para establecer prioridades ante la escasez del presupuesto disponible, prima, entre otros criterios, el de ser mujer, que se trate de producciones ecológicas, las explotaciones asociativas o de policultivos, que las actuaciones se ubiquen en áreas de interior o zonas con limitaciones naturales, como por ejemplo espacios protegidos, que el interesado o interesada busque la comercialización directa, etcétera.

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA) considera que el resultado es decepcionante, al no cumplirse los constantes anuncios oficiales que postulan un cambio generacional en el campo, indicando que es de lamentar «que una holgada mayoría de los jóvenes valencianos con vocación agraria vean truncados sus propósitos por carencias presupuestarias».

El presidente de esta organización, Cristóbal Aguado, ha reconocido «que la Conselleria de Agricultura haya recuperado la línea de ayudas para incorporar a jóvenes a la actividad agraria, que estuvo suspendida durante algunos años» (en la última época del PP), pero al mismo tiempo recuerda que la Generalitat debe considerar estos apoyos «absolutamente fundamentales para favorecer el relevo generacional», por lo que reclama «que otorgue un tratamiento preferente».

Los 10 millones de euros destinados para este fin «se han quedado muy cortos», de modo que AVA insiste en que se deben cumplir los compromisos del Consell en esta materia, poniendo más dinero para unas ayudas que se consideran esenciales para superar el abandono agrario y el envejecimiento de la población rural.

La realidad es que no hay acto relacionado con materias agrarias en el que cualquier alto cargo del Gobierno valenciano se olvide de insistir en la necesidad de apoyar el relevo generacional, propósito que después se ve truncado por la escasez del presupuesto asignado, cuando sí se dota con suficiencia para otros menesteres del sector con más apoyo político, como la agricultura ecológica.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate