Las Provincias

La Generalitat sólo tiene garantías de cobrar un 42% de la deuda que reclama a Cierval

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, en una visita a la sede de Cierval. :: pablo mammana
El conseller de Hacienda, Vicent Soler, en una visita a la sede de Cierval. :: pablo mammana
  • Únicamente la CEV confirma que responderá por la parte que le corresponde, mientras que Coepa y CEC buscan evitar su propia quiebra

Valencia. La decisión del juez de llevar directamente a liquidación a a la patronal autonómica Cierval, sin pasar siquiera por el paso previo de la designación de un administrador concursal, evidencia los escasas posibilidades que tienen los acreedores con la organización de recuperar algo de lo que se les adeuda.

De hecho, el magistrado ya señala en el auto que las cantidades son de dudoso cobro, por lo que la Generalitat intentará recuperar lo suyo (que se fibra en un millones de euros) exigiéndoselo a las patronales provinciales de Valencia (CEV), Alicante (Coepa) y Castellón (CEC).

Sin embargo, la situación de cada una de ellas es dispar y únicamente la valenciana se ha comprometido a pagar los 250.000 que le corresponden, un 42% de lo que ya reclama por ahora: 600.000 euros del millón que estima el juez que le corresponden. Para las otras dos organizaciones no es una cuestión de voluntad el hecho de responder a lo que se les reclama sino de capacidad económica.

La castellonense CEC se encuentra actualmente en concurso de acreedores, negociando un convenio que evite su liquidación. Por su parte, la alicantina Coepa consiguió alcanzar un convenio con sus deudores que establecía una quita de deuda del 95%, incluyendo la que tenía con Cierval. Fuentes conocedores de su situación aseguran que un desembolso así pondría punto final a su supervivencia.

De todos modos, la Conselleria de Hacienda, a través del Instituto Valenciano de Administración Tributaria (IVAT), insiste en que exigirá a las tres la parte que le corresponde del millón de euros que adeudaba la autonómica de la que formaban parte. La comunicación del auto de extinción el pasado jueves por parte del juzgado de lo Mercantil número 3 de Valencia servirá para agilizar la recuperación de los fondos o de parte de ellos.

Desde el primer momento, Hacienda está subrayando que trabaja en la línea de que la deuda global que estaba asignada a Cierval se abonen función de lo que recibieron cada provincial Y es que recuerdan que la que fuera patronal autonómica era «únicamente el intermediario, pero el destinatario de las ayudas eran las tres patronales provinciales». De esta manera, en lugar de una deuda global de Cierval, habrá tres, una por cada provincia.

Una vez esté atribuida la deuda a cada provincia, el IVAT reclamará esa deuda a cada una de las organizaciones. «Es la obligación que tenemos hacia los contribuyentes valencianos y es nuestra responsabilidad», insisten desde Hacienda.

Ayudas y recargos

Según recoge el juez en su auto, la deuda total asciende a 1.000.565,26 euros consecuencia de procedimientos de reintegro de subvenciones. Así, desde la Conselleria señalan que el IVAT tiene constancia de un montante de 850.000 euros, cantidad que se eleva a 930.000 si se incluyen los recargos por apremios. No obstante, indican que hay «más cosas pendientes» en otras fases hasta completar el millón de euros en procedimientos por reintegros de subvenciones.

De ese importe, Hacienda ya está reclamando 600.000 euros, de los que alrededor de 250.000 euros corresponden a la CEV de los que destacan que ya tienen un «compromiso» de que se abonará «sin problemas». Desde la organización que lidera Salvador Navarro han señalado a Europa Press que esa cantidad ya estaba provisionada en sus cuentas y ayer mismo Navarro reiteró al conseller Vicent Soler «la intención de la CEV de hacer frente a los pagos que requiera formalmente la administración». Los contactos públicos mantenidos con Coepa y CEC no han dado aún resultados.