Las Provincias

Un supermercado y un local de restauración ocuparán el solar de la discoteca Arabesco

fotogalería

El edificio de la discoteca Arabesco en pleno proceso de demolición. / JUANJO MONZÓ

  • Cuando se complete la demolición del edificio se empezarán a construir los nuevos establecimientos, que prevén abrir a final de año o a inicios de 2018

En unas pocas jornadas, el edificio que albergaba la discoteca Arabesco será sólo un recuerdo. Ayer comenzaron los trabajos de demolición para que se pueda poner en marcha la construcción de un supermercado y un local de restauración. La previsión es que las obras de construcción se completen en los próximos meses y ambos locales abran sus puertas «para finales de 2017 o principios de 2018», según confirmó a LAS PROVINCIAS el alcalde de San Antonio de Benagéber, Enrique Santafosta.

De momento, uno de los antiguos propietarios de las discotecas está detrás de la iniciativa y es quien ha pedido la licencia para el derribo, que se prolongarán «entre dos y tres meses», según el primer edil. La edificabilidad del complejo que formarán el supermercado y el local de restauración es la misma que hasta el momento tenía la discoteca. Así, el solar de la antigua discoteca, que también fue conocida como Queen, tiene una superficie de 2.953 metros cuadrados edificables y otros 6.833 metros cuadrados para aparcamiento y accesos.

Fuentes conocedoras de la operación señalan que es el local de restauración en primero que se prevé que entre en funcionamiento, mientras que será más tarde cuando se ponga en marcha el supermercado que ocupará el solar, una tienda de la cadena Family Cash, una empresa valenciana, fundada en 2013 y que actualmente cuenta con cinco establecimientos, situados en Xàtiva, Torrent, Ontinyent, Museros y l’Alqueria de la Comtessa.

Bases del proyecto

La apertura en San Antonio de Benagéber sigue su plan de expansión de una apertura anual y reproduce el modelo del resto de su oferta actual: unas tiendas que incluyen la comercialización de productos de alimentación, tanto perecederos como no perecederos, así como artículos de bazar que abarca desde menaje, jardín, ferretería o electricidad hasta textil, juguetes, papelería o productos para el automóvil.

Su oferta incluye marcas de fabricantes y no exclusivamente marcas blancas, como sí hace otros competidores del llamado modelo alemán de supermercado. Su estrategia de precios no incluye ofertas, sino que busca un precio bajo generalizado en el conjunto de sus productos, como aplica desde hace décadas Mercadona con su ‘SPB. Siempre Precios Bajos’.

La empresa tiene una facturación próxima a los 100 millones de euros y una plantilla de más de 400 trabajadores. La propiedad está en manos de la familia Ferrero y Canet. Concretamente, Rosa Ferrero figura como administradora única, pero es propietaria del 40%, un porcentaje idéntico al que quiere José Canet. El resto del accionariado se lo reparten Josep y Carles Canet Ferrero a partes iguales, según figura en el Registro mercantil.

Aunque en este caso lo que se va a aprovechar es la edificabilidad y no el propio inmueble, lo cierto es que no será la primera discoteca y sala de conciertos que adquirió fama en los años 90 que termine siendo un supermercado. Dos de los casos más conocidos han sido los de Arena Auditorium, el barrio de Benimaclet de Valencia, y Puzzle, en El Perelló. La conversión de la primera en un supermercado Consum avanza, mientras que la posibilidad de darle una segunda vida al otro edificio ha sido paulatinamente descartada por el efecto ambiental que podría tener su adecuación para un fin comercial.

La antigua discoteca Arabesco cerró definitivamente sus puertas en 2007, tras varios cambios de denominación. Sin embargo, volvió a ser noticia en 2014, cuando el consistorio la embargó por la acumulación de deuda tributaria. A pesar de que llegó a publicarse su salida a subasta por un precio de 3,3 millones de euros, finalmente fueron sus propietarios quienes saldaros los pagos pendientes y no llegaron a perder la propiedad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate