Las Provincias

Valencia lidera el ranking de robos en el campo

La Guardia Civile investiga sobre el origen dudoso de unas naranjas destinadas a la industria de zumo. :: lp
La Guardia Civile investiga sobre el origen dudoso de unas naranjas destinadas a la industria de zumo. :: lp
  • La provincia valenciana contabiliza el 14% de la delincuencia en el medio agrario nacional y sólo se consigue resolver el 22% de los casos

  • La quinta parte de los 15.134 delitos rurales denunciados el año pasado en España se produjeron en la Comunitat

Si la Comunitat Valenciana viene a ser aproximadamente una décima parte en muchas cifras estadísticas españolas, en cuanto a la delincuencia rural sube al doble. Aquí se focaliza la quinta parte de los robos contabilizados en todo el campo español. Y la provincia de Valencia, en concreto, vuelve a ostentar el dudoso honor de liderar el ranking en toda España: entre las 50 provincias, aquí se centra el 14% de los delitos en el medio agrario.

Según datos recopilados por La Unió de Llauradors i Ramaders, en 2016 hubo un aumento del 12% y la media salió a «más de ocho robos diarios conocidos en el campo de la Comunitat Valenciana». Y es muy oportuna esa matización de 'conocidos' que realiza la organización agraria, puesto que sólo se puede constatar lo que se conoce, pero también hay mucha constancia de la existencia de infinidad de robos y situaciones delictivas que los agricultores y ganaderos valencianos no denuncian, así que las cifras reales deben ser muy superiores y esto es vox populi.

La razón de que no se denuncie en muchos casos es también conocido: los afectados han sufrido otros robos o asaltos anteriormente y conocen que acudir a denunciar no les garantiza nada, salvo perder más tiempo, recibir a veces amenazas de quienes les robaron, temer posibles represalias más duras y, en ocasiones, pasar por trances en los que aún parecía que eran ellos los culpables.

Y estas son quejas nada exageradas, se reiteran en infinidad de casos. Infinidad de afectados por la inseguridad en los campos no llegan a denunciar lo que les pasa, salvo si lo perdido es de importancia muy relevante, cuentan con pruebas fehacientes que les lleven a predecir que hay base sólida para indagar sobre los delincuentes o cuentan con pólizas de seguros, cuyas compañías exigen que se denuncie para reconocer lo sucedido.

De cualquier manera se recomienda desde todos los frentes que se denuncie todo, porque es importante nutrir de datos a los agentes policiales y nunca se sabe qué detalles o coincidencias pueden llevar a esclarecer lo recóndito en apariencia. Y así mismo, la propia Unió de Llauradors reconoce que «los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado hacen un buen trabajo y la creación de los grupos ROCA de la Guardia Civil fue un acierto». No obstante, el secretario general de dicha formación agraria, Ramón Mampel, ha remarcado que «son necesarios más medios, pues los agentes trabajan con escasos recursos y esto repercute negativamente sobre los agricultores y ganaderos».

La Unió ha puesto de manifiesto «el bajo porcentaje de esclarecimiento de casos», conforme a los datos del Ministerio del Interior. De 15.134 delitos agrícolas denunciados el año pasado en toda España, 3.013 (20%) se dieron en la Comunitat Valenciana, y de éstos, únicamente se resolvieron 670 (el 22%). En términos absolutos fueron más que los 501 de 2015, pero también es verdad que se produjo un aumento de la delincuencia: de 2.689 sucesos se pasó a 3.013, siendo la única región (junto a Canarias, pero ésta con cifras mucho más bajas) en la que se dio un aumento de la criminalidad. En el resto bajaron las cifras de delitos y por supuesto también en el conjunto de España. En la Comunidad Valenciana (y más en la provincia de Valencia) se registra un repunte notable (12%) tras bajar en 2015 respecto a 2014 y 2013.

La Unió insiste en que «los afectados deben presentar denuncias», aunque comprende que muchos casos «no son denunciados por el desánimo y la poca confianza en la resolución ». Considera, por otra parte, que se debería «facilitar a las víctimas la posibilidad de denunciar de forma telemática, sin necesidad de acudir a comisarías y cuarteles de la Guardia Civil, agilizándose así todos los trámites burocráticos».

Uno de los segmentos en los que últimamente más profundizan los agentes lo constituyen las redes de robo y comercialización de naranjas, lo que ya está ofreciendo resultados muy favorables.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate