Las Provincias

Feria Valencia teme que los ocho meses de investigación en Les Corts dañen su negocio

Varias personas pasan junto al Foro Norte de Feria Valencia. :: i. marsilla
Varias personas pasan junto al Foro Norte de Feria Valencia. :: i. marsilla
  • Los empresarios alertan de que la comisión sobre hechos ya archivados por la Fiscalía perjudicará a la institución en un año clave para su futuro

Cerca de 90 personas están llamadas a comparecer, de marzo a octubre, en la comisión de investigación creada en Les Corts a finales de 2015 con intención de «depurar responsabilidades políticas» por «lo ocurrido en tantos años de mala gestión» en Feria Valencia. Según el portavoz socialista, José Muñoz, tras el archivo de la investigación de la Fiscalía Anticorrupción por no apreciar indicios de delito después de más de dos años de pesquisas, «tiene más sentido que nunca hacer una comisión de investigación política, en un parlamento político, para depurar responsabilidades políticas» sobre los sobrecostes de las obras de ampliación del recinto o los «gastos poco claros» de anteriores gestores.

Para el PP, contar con el decreto del archivo es clave para «saber qué ocurrió con el dinero público, pero con garantías, no con información sesgada ni convirtiéndolo en una pasarela para dar un tirón de orejas» a políticos como los expresidentes Olivas, Camps y Fabra, por lo que promovió solicitar ese documento a la Abogacía de la Generalitat, junto con el expediente completo de la causa en la que se personó y los datos sobre licitaciones y concursos que echa en falta Compromís.

Al margen del acalorado cruce de acusaciones políticas, unos por incumplir el reglamento al presentar por registro el calendario acordado en una reunión informal previa y otros por intentar sabotear el normal desarrollo de la comisión, la aprobación del plan de comparecencias agravó la preocupación empresarial por el daño a Feria Valencia.

En el año de su centenario y de la celebrada refundación, por la que la Generalitat asumirá los 520 millones de deuda y la gestión recaerá en una empresa mixta con un 60% en manos privadas, los empresarios temen que «la hipoteca reputacional que tanto se critica, pero en la que en la práctica nos regodeamos», empañe la buena marcha del negocio ferial y ensombrezca su futuro.

Como ejemplo del daño de imagen, al que suele seguir el económico, uno de los empresarios consultados por LAS PROVINCIAS cuestiona que, a tres días de la inauguración del certamen que reporta a los hoteles la mejor semana del año, se apruebe una hoja de ruta en la que se liga la marca Feria Valencia, y a sus gestores, con los cabecillas de Gürtel que ya duermen en prisión.

El listado de comparecencias se corrigió para suprimir a varios fallecidos, aunque aún incluye al exalcalde de Ibi y presidente de los jugueteros Salvador Miró Sanjuán, que murió en 2006. Además, resulta llamativo que no figuren ni el presidente de Feria Valencia, José Vicente González, ni el vicepresidente del Patronato y presidente de Cámara Valencia, José Vicente Morata, como tampoco el empresario Rafael Ferrando o Rafael Olcina, que cedió la dirección general a Belén Juste en 1999.

Esos olvidos, como los de los exconsellers Gerardo Camps y Miguel Peralta o el exdirector del IVF Jorge Vela, se deben a un error en la transcripción, según Muñoz, y se subsanarán el día 2, cuando están citados el director general de Feria, Enrique Soto, el secretario, Luis Martí, los directores generales de Comercio, Natxo Costa, y del IVF, Manuel Illueca, y el viceinterventor José Ignacio Pérez.