Las Provincias

BBVA reforma la atención a sus 3.400 fortunas valencianas

Valencia. BBVA presentó ayer a sus clientes con altos patrimonios en Valencia la reforma de su división de Banca Privada, la destinada a grandes fortunas. El objetivo de la entidad es creer un 25% en tres años, después de un periodo de crisis económica que, en su caso, ha hecho aflorar nuevos clientes que han preferido una gestión más especializada de la que tenían antes, según estima la entidad.

Los nuevos requisitos para ser cliente se endurecen y suben hasta los 500.000 euros de patrimonio financiero mínimo, frente a los 300.000 anteriores. Los que quedan descolgados pasan a integrarse en la banca personal, que también se reformará. A su vez, se crea la figura del banquero privado, especializando a los actuales gestores, que pasan a tener la mitad de clientes por cabeza. Además, se rebaja de dos millones a medio millón el patrimonio para contar con un asesor patrimonial del banco, como segunda opinión ante las decisiones fiscales.

Igualmente, se ha reorganizado internamente esta división, cuyo director territorial, Luis Viñals, pasa a reportar al director territorial de BBVA en la zona de Levante. Técnicamente, el servicio se ha reforzado con herramientas digitales tanto para uso interno de la entidad como para los clientes. La transformación significa una inversión de 10 millones de euros en tres años.

Tras redefinir los mínimos de capital, en la Comunitat la entidad cuenta con 3.400 clientes (dentro de los 50.000 de España), que se agrupan en más de 600 grupos familiares con un nivel de activos de 3.100 millones de euros (frente a los 60.000 millones de todo el país). La red de BBVA Banca Privada está formada de 135 oficinas, 14 en la Comunitat; atendidas por 496 banqueros en España y 31 en la Comunitat.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate