Las Provincias

Compromís intentó salvar la ley a última hora en el Botánico

Ximo Puig (líder del PSPV), Mónica Oltra (Compromís) y Antonio Montiel (Podemos), los máximos responsables valencianos de los tres partidos que rubrican el pacto del Botánico, firmaron el pasado miércoles a las 10.50 horas la actualización del acuerdo que permite a Puig presidir la Generalitat, a Oltra vicepresidirla y en el que los podemistas se reservan un papel de apoyo 'crítico' externo. La terna llegó al jardín Botánico tres cuartos de hora antes y se reunieron en una sala. Tardaron en salir, lo que causó extrañeza. Aparecieron sonrientes, pero durante el encuentro hubo sus más y sus menos. El motivo de la mala sintonía es la presión que durante el día antes ejerció Compromís con el fin de incluir como fuese entre los 201 objetivos del nuevo pacto la futura aprobación de la Ley SDDR. Los nacionalistas perdieron esa batalla en la que los socialistas, detractores de la norma, se pusieron de perfil. Fueron los podemistas los que terminaron enfrentándose con Compromís. De la norma impulsada por Álvaro, en Podemos no tenían apenas conocimiento y eso generó suspicacias.

Las llamadas y mensajes del día antes para variar un documento cerrado hace dos meses no sirvieron más que para enfadar a los podemistas. Montiel, aprovechó el encuentro del miércoles para lamentar las presiones de última hora, según fuentes conocedoras de un encuentro en el que se vivieron momentos de tensión que contrastan con los posteriores gestos de complicidad entre los líderes.

El PP reclamó ayer la destitución de Julià Álvaro tras la «marcha atrás» de un proyecto que, precisamente, ya había provocado la destitución de una directora general.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate